Más curiosidades sobre el sexo

Curiosidades sobre el sexo

Nos gusta hablar de curiosidades sobre el sexo. De vez en cuando, solemos dedicar la entrada del día a hablar de cosas que curiosas relacionadas con el sexo y que, en ocasiones, nos plantean dudas. La mayoría de las curiosidades sobre el sexo que os proponemos surgen de las preguntas que nos realizan nuestros seguidores, bien sea a través del blog o a través de nuestras redes sociales. estamos encantados, en cualquier caso, de recibir las cuestiones que nos hacéis y de divulgar las respuestas para que lleguen a más gente. Vamos a por ello.

Curiosidades sobre el sexo
Curiosidades sobre el sexo

Algunas personas alcanzan el orgasmo realizando los ejercicios de Kegel. Como realizar esta práctica no es más que fortalecer la vagina y el tono muscular del suelo pélvico, lo normal es que se active la circulación sanguínea. Tanto la zona del clítoris como del Punto G se llenan de sangre, de la misma manera que si la estimulación se realizase de forma manual. Cuando los ejercicios se realizan el suficiente número de veces, sucede que se alcanza el clímax. Se trata de una de las curiosidades sobre el sexo m´s repetidas por nuestros seguidores.

Otra de las curiosidades sobre el sexo más repetidas es la que tiene que ver con el uso de condones con diferentes texturas. En general, los preservativos se fabrican de látex o de poliuretano. Cuando su textura incluye algún tipo de relieve en forma de puntos o líneas, el resultado permite una intensidad mayor en el masaje de la vagina. Por lo tanto, la entrada y salida del pene en la vagina provoca mayor estimulación cuando se usa un condón con textura que cuando se usa un condón plano.

Un gran número de curiosidades sobre el sexo nos vienen a través de las fantasías sexuales que todos proyectamos. En algunos casos, sobre todo cuando no se tienen suficiente experiencia, hay personas que pueden llegar, incluso, a sentirse culpables por tenerlas. por supuesto que esto no debe ser así. Las fantasías sexual están presentes en la vida sexual de cualquier individuo y son absolutamente innocuas siempre que no involucremos en ellas a terceras personas que no estén por la labor. El hecho de tenerlas y que nos exciten no debe ser un problema. Cumplirlas, siempre que sea con el consentimiento y aceptación del resto de personas involucradas, tampoco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.