Sexo con un robot

Sexo con un robot

Aquello de mantener sexo con un robot es algo que no parece que esté demasiado lejos. Parece que, cadera vez más investigadores sociales, han investigado al respecto y la tendencia generalizada parece que va en la línea de que un robot podría sustituir a un experto de aprendizaje sexual. Lo que es cierto es que existe la necesidad social de solucionar aquellos problemas que afectan a las parejas. Crear robots que fuesen capaces de mantener relaciones sexuales con personas que lo necesiten para, por ejemplo, completar un periodo de aprendizaje antes de mantener relaciones sexuales con personas, es algo que puede ser probable y positivo. El sexo con un robot, por lo tanto, parece que puede ser una solución.

Sexo con un robot
Sexo con un robot08

En realidad, el sexo con un robot es algo que, en su forma primitiva, ya conocemos. Las muñecas de látex ya cumplen, en determinados casos, una función parecida a la que se pretende con la invención de androides destinados al sexo. A diferencia de las mencionadas muñecas, los robots fabricados para el sexo podrían contar con movimientos propios e incluso demostrar placer cuando fuese necesario. Sin duda, la actual tecnología podría fabricar una máquina tan completa como podamos imaginar.

Otro de los usos que se le podría dar a este tipo de robos sería el de ayudar a aquellas personas que cuentan con una actividad sexual limitada. El desarrollo con que ya cuenta la inteligencia artificial podría desarrollar máquinas preparadas para estos menesteres, tanto para ayudar a hombres como a mujeres com problemas, de diferente naturaleza, para tener una vida sexual más amplia. El sexo con un robot podría ser un buen sustitutivo al sexo con otras personas en determinadas circunstancias.

Lo que no debemos olvidar es que la tecnología es la que debe estar al servicio del ser humano y no al revés. Por lo tanto, la posibilidad de que un desarrollo tecnológico se encargue de ayudar a suplir las limitaciones de un ser humano, a priori, no debería plantear ningún dilema moral. El sexo con un robot como solución a los problemas de determinadas personas no debe ser más que una posible alternativa para ayudar a mejorar la calidad de la vida de quien lo necesita.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.