Amarna Miller

Amarna Miller

Amarna Miller es algo más que una pornostar. En realidad es mucho más que una estrella del porno aunque, din dudad, también es una estrella del porno. Pero no una estrella del porno de andar por casa. Amarna es, probablemente, la mayor estrella española de la Historia del cine pornográfico. Estamos ante una actriz porno de talla y dimensión internacional. Sin duda, una de las actrices del género más cotizadas del momento. Su físico se aleja bastante del estereotipo que domina la industria pornográfica pero su inteligencia, su cultura y su formación lo hacen aún más. Amarna Miller es una auténtica belleza metida dentro de un cuerpo de 163 centímetros de altura y 50 kilos de peso pero, además, es una licenciada en Bellas Artes con mucho talento y con muchas ganas de transgredir.

Amarna Miller
Amarna Miller

Amarna Miller es una madrileña que se licenciada en Bellas Artes y se introdujo en el delirante mundo del porno con apenas 19 años. Se declara bisexual, le encanta el sexo y tienen una especial predilección por el BDSM. Asegura que nunca ha hecho una escena porno que no quisiera hacer o con una persona que no le gustase. Dice que su trabajo le proporciona una gran satisface´no permanentemente y que, además, se siente muy bien pagada por hacer algo que le apasiona.

A pesar de que Amarna Miller se dedica en cuerpo y alma a la industria de la pornografía, tienen una pareja estable, aunque asegura que sus relaciones no son convencionales. Se trata de una relación sentimental abierta en la que ambos tienen la libertad para mantener relaciones de cualquier índole con otra u otras personas al margen, claro está, de lo que es su trabajo.

Amarna Miller dice sentir auténtica pasión por el sexo pero asegura que no se considera ninfómana porque para eso, el sexo debería condicionar su vidas personal y ella se encuentra muy lejos de que esto sea así. No cree en la monogamia, por lo menos en la suya. Dice que, de tener una relación monógama, sentiría atracción sexual por otras personas y que eso no le permitiría ser feliz. Reconoce que su trabajo le resulta el ideal ya que es capaz de dar satisface´no a su alta libido y además puede viajar mucho y gratis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *