La literatura erótica

Literatura erótica

La literatura erótica está de moda. A estas altas, ¿quién no se ha parado a hojee alguna vez un libro subido de tono? Seguro que es difícil encontrar a alguien que no lo haya hecho. Es curioso pero en la época de Internet resulta que los libros toman, de nuevo, el protagonismo. En cualquier caso, no resulta fácil definir de forma sencilla lo que es la literatura erótica. Es una mezcla de sensualidad y provocación, aderezada, quizás, con unas gotitas de pornografía. A pesar de los diferentes tipos de censura que ha venido soportando a lo largo de la Historia, el género no sólo ha sobrevivido sino que lo hace con una excelente salud.

Literatura erótica
Literatura erótica07

En determinados ámbitos no resulta diferenciar claramente la literatura erótica de la pornográfica. Generalmente, hablamos del género erótico cuando se ensalza la sexualidad de una forma sugerente y no completamente explícita. La historia suele ser importante y el sexo aparece como consecuencia de ésta y no al revés. El romance y le humor suelen aparecer. En cambio, cuando hablamos de literatura pornográfica, el pudor desaparece por completo y el sexo explícito es el único protagonista. La narración de sucesivas escenas sexuales son el hilo argumental único en este tipo de literatura. Las diferencias, pues, no son nada sutiles.

A lo largo de la Historia de la literatura erótica hemos ido atravesando diferentes fases. Podemos retrotaernos a la picaresca del siglo XII para respetar las reglas del Amor Cortés o recorrer dos siglos hasta llegar al Renacimiento donde todo se tachaba de transgresor. Ya en el silo XVIII el género se hizo con un sitio entre la nobleza con la llegada del espíritu libertino. El Marqués de Sade, din duda, le dio un nuevo aire al género.

A dia de hoy, la literatura erótica abunda por donde queramos encontrarla. Ya sea en el formato tradicional o en cualquiera de las posibilidades que la tecnología nos ponle a nuestro alcance. De hecho, la literatura moderna tradicional, al margen del género erótico propiamente dicha, cada vez se encuentra más lleno de contenidos sexuales que bien podían formar parte de un libro perteneciente al género que nos ocupa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.