La sexoterapia

Sexoterapia

La sexoterapia puede llegar a ser algo realmente eficaz para combatir ciertos males. Desde la eyaculación precoz en los varones hasta el vaginismo en las mujeres. Son muchas las causas que pueden acaba con cualquiera de nosotros en la consulta de un terapeuta sexual. De eso no cabe ninguna duda. La sexoterapia puede ser, en muchos casos, la solución. Pero para ello, por supuesto, debemos ponernos en manos de un profesional.

Sexoterapia
Sexoterapia

La sexoterapia se practica desde principio de los años 60, cuando fue creada por los sexóloos William Masters y Viirginia Johnson. Se trata de una especialidad de la sexología que tienen por objetivo volver a acercar el contacto sexual perdido a la pareja. Se trata, básicamente, de unir las conversaciones dirigidas que se puedan tener en la consulta con las experiencias guiadas que se viven en la intimidad del hogar.

Se trata, como se puede ver, de una serie de terapias que no busca la recuperación funcional sino que se centra más en la parte psicológica y en la emocional. Para que la sexoterapia sea efectiva, por supuesto hay que encontrar al profesional adecuado. En principio, por formación, los sexólogos, ginecólogos e, incluso, los psicólogos y psiquiatras tienen formación suficiente para poder atender este tipo de terapias. Sin embargo, la formación específica y la experiencia al respecto puede ser determinante a la hora de decidirnos.

Es preciso que cada una de las sesiones de sexoterapia se aborden sin ningún tipo de prejuicio. Para abordar los liares más íntimos de nuestra relación de pareja es necesario deshacernos de los temores y hacer frente a los miedos, aunque sean inconfesables. La sinceridad hacia la otra parte y hacia nosotros mismos debe resultar completa para que la terapia sea efectiva.

Por último, se deben recrear en la intimidad que da nuestra habitación, las técnicas que el doctor nos ha recomendado una vez ha identificado el problema. Proponer una atmósfera adecuada para la situación puede ser altamente recomendable. En muchas ocasiones, trastornos relacionados con la sexualidad aparentemente físicos, en realidad, se pueden solucionar con estrategias psicológicas de este tipo. Para ello, tenemos que ponernos en manos de un sexoterapeuta solvente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.