Adicción al sexo y alto deseo sexual

Adicción al sexo y deseo sexual

La adicción al sexo y el alto deseo sexual no es lo mismo. De hecho no tienen por qué tener nada que ver. Como con cualuiqer otra sustancia o conducta capaz de generarnos sensaciones que estimamos placenteras, el sexo es capaz de provocarnos una adicción. Por supuesto que esto es así. SIn embargo, la adicción no tienen tanto que ver con la cantidad de la sustancia o conducta consumida, el sexo en nuestro caso, sino con los problemas que nos genera su consumo. Se puede tener un alto consumo de sexo y que sin embargo, no nos genere ningún tipo de problema ni a nosotros ni a nuestro entorno. Cuando se da ese caso no estamos ante una adicción al sexo.

Adicción al sexo y deseo sexual
Adicción al sexo y deseo sexual

Es bastante común encontrarnos con parejas que tienen diferentes niveles de deseo sexual. Uno de ellos parece que no quiere nunca tener sexo y, el otro, por el contrario, parece estar con ganas de sexo a todas horas. Es frecuente que, en esos casos, la persona con menor deseo sexual etiquete a la otra como hiperseual o, incluso, señale un problema de adicción al sexo. Tener un deseo sexual mayor que nuestra pareja no nos convierte, ni mucho menos, en adictos al sexo.

Una persona con alto deseo sexual es capaz de disfrutar plenamente de su sexualidad sin generarse ningún tipo de problema relacionado con el consumo de sexo que necesita para su satisfacción personal.  Sinem bargo, cuando se comienzan a tener actitudes compulsivas para conseguir mantener encuentros sexuales y no se pueden frenar, entonces sí estamos ante un transtorno que puede llegar a convertirse en una adicciíno al sexo.

La persona que tienen adicciíon al sexo sufre constantemente problemas relacionados con la satisfacción de sus impulsos sexuales. SUs conductas, aunque van dirigidas a satisfacer sus propias necesiades, en realidad, interfieren de manera in¡mportante en su vida y se convierten en un serio problema a nivel social, laborar y familiar. El adicto al sexo busca todo el tiempo la conducta sexual. Cualquier tipo de motivación va dirigida al impulso sexual que, sin embargo, nunca es capaz de generar el nivel suficiente de placer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.