Cosas que odiamos después del sexo

Después del sexo

Efectivamente, hay cosas que los hombres odiamos después del sexo. Si hay algo que está claro y que es conocido por todos y todas es que lo que más le gusta hacer a un hombre después de mantener sexo con una persona es darse la vuelta y dormir. En realidad, sólo son cosas de la química. La eyaculación provoca la segregación de una sustancia que induce el sueño. Sin embargo, la mayoría de las mujeres desconoces qué cosas no nos gusta hacer de ninguna manera después del sexo. Vamos a hacer un pequeño recorrido por algunas de ellas.

Después del sexo
Después del sexo

Después del sexo, a un hombre no le gusta nada ver cho su pareja se viste rápidamente. Es lógico que, una vez pasada la efusividad del momento y resulta, por tanto, la tensión sexual, la persona en cuestión tienda a cobijarse bajo la seguridad que da la vestimenta. Sin embargo, este gesto siempre es interpretado por un hombre como una señal de que algo no ha ido bien.

Es cierto que, una vez finalizado el eso, los fluidos corporales que el cuerpo de una mujer emana no son del todo agradables. Sin embargo, poner cara de asco y salir corriendo al baño es un comportamiento que, después del sexo, suele ser bastante mal visto por los hombres en general. Un rato de cama con unos kleenex no hace mal a nadie antes de la gratificante y necesario ducha.

SI hay algo realmente odioso para un hombre después del sexo es que su pareja se de la vuelta tome su teléfono móvil y se ponga a jugar con él. En realidad, si ha pasado un tiempo prudencial entre la finalización del sexo y el comienzo del uso del smartphone, tampoco pasa nada pero, inmediatamente después, suele resultar realmente desagradable.

Después del sexo, suele venir un momento de refuerzo de la relación afectiva si es que utilizamos un breve espacio para la intimidad y los arrumacos. Por el contrario si, después del sexo, vienen el silencio y la distancia, cualquier hombre se siente realmente mal. En realidad, no hay mejor forma de demostrar que algo no ha ido bien que mantenerse completamente fría y distante tras una sesión intensa de sexo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.