El mundo swinger o el intercambio de pareja

El mundo swinger

El mundo swinger está tomando cada vez más fuerza y visibilidad social. Es un hecho que, día a día, crece el número de parejas que deciden atreverse a introducirse en el mundo del intercambio de parejas. La mayoría de ellas utilizan este tipo de encuentros para huir de la monotonía de la vida sexual de pareja. El mundo swinger está tomando, pues, una presencia cada vez más significativa, especialmente en las grandes ciudades.

El mundo swinger
El mundo swinger

Podemos datar el origen del mundo swinger a finales de los asó 60. En Estados Unidos comenzó a hacerse cada vez más popular la organización de fiestas en el que el azar decidía cómo se organizaban las parejas para la práctica sexual posterior a la misma. por supuesto, la decisión final era de los participantes que no tenían por qué aceptar el encuentro sexual si no era su deseo. En España fue a mediados de los 70 cuando comenzaron a realizarse este tipo de fiestas.

Las personas que suelen adentrarse en el mundo swinger suele estar en la franja de edad que va desde los 30 hasta los 50 años y, enteramente, suelen querer innovar en lo que a su vida sexual respecta, tomando el camino del sexo con otras personas, siempre de mutuo acuerdo, como una forma más de disfrutar del sexo. El respeto y la sinceridad con la otra parte de la pareja suele ser una de las características que más se suelen dar en las parejas que realizan intercambio de pareja.

Es muy importante saber que, aún en el caso de visitar un club de intercambio de parejas, no tienes ninguna obligación de participar en encuentro sexuales que no desees. De hecho, respecto a esta circunstancia las normas que imperan en los locales del mundo swinger son muy claras al respecto. La protección a los deseos de cada cual está salvaguardada en todo momento.

Existen, básicamente, dos tipos de intercambio swinger. En primer lugar, que suele ser el que utilizan las parejas más inexpertas, que es aquel en el que no existe penetración. Generalmente se le conoce como «soft swinging». En este tipo de intercambio los besos, las caricias, la masturbación y el sexo oral está muy presentes. El siguiente paso, para aquel que quiere darlo es el conocido como «full swap», donde vale todo, incluida, por supuesto, la penetración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.