Cuestiones básicas sobre sexo

Cosas básicas sobre sexo

El sexo suele tener una importante presencia a lo largo de la vida de cualquier persona. Sin embargo, a pesar de resultar algo común a todos los seres humanos, la manera que tenemos de abordarlo es muy diferente según sean nuestras circunstancias y nuestra forma de enfrentarlas. Hay algunas cuestiones relacionadas con el sexo que, por básicas que parezcan, debemos tener siempre presentes. Vamos a internar recordar algunas de ellas.

Cosas básicas sobre sexo
Cosas básicas sobre sexo

Una mujer, una vez que ha comenzado la primera ovulación de su vida, siempre que mantenga relaciones sexuales puede quedarse embarazada. Todos aquellos cuentos chinos que dicen que en la primera ocasión no es posible convenir un hijo no son más que eso: cuentos chinos. Una vez se ha ovulado, una mujer puede recibir un espermatozoide que se encargue de fecundar uno de sus óvulos. Mantener sexo sin protección suele provocar embarazos. Esto es así.

El «coitus interruptus» no funciona. El hecho de que, justo antes de la eyaculación, el hombre retire su pene de la vagina que estaba penetrando no evita que se haya escapado anteriormente líquido pre-eyaculatorio. Este líquido, por supuesto, también contienen espermatozoides capaces de fecundar un óvulo y, además, las virus que pueden contagiar cualquier enfermedad de transmisión sexual si el vagón en cuestión estuviese infectado por ella. Así que, esta técnica no evita ni embarazos no deseados ni la transmisión de enfermedades por vía sexual.

El sexo oral, por supuesto, no conlleva riesgo aluno de embarazo. En ningún caso. Sin embargo, el hecho de que la práctica del sexo sea por vía oral no evita el riesgo de contagio de cualquier tipo de enfermedad o infección de transmisión sexual. En este capítulo podemos encontrar cuestiones que van desde la gonorrea hasta el VIH, pasando por la clamidia o el herpes.

Los testículos de un hombre, lejos del mito, no pueden explotar por ninguna causa interna, incluida la falta de eyaculación. Es cierto que los testículos de un hombre están, permanentemente, produciendo esperma. Sin embarro, cuando este no es eyaculado con la suficiente frecuencia, simplemente resulta reabsorbido por su propio organismo. Así que tranquilos todos los que os encontréis en esta tesitura, que vuestros testículos no explotarán por falta de sexo habitual.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.