El placer de dar placer

Placer

¿Qué es el placer? Existe un buen número de personas que piensan que, cuando se está en la intimidad, el placer es aquello que su pareja sexual sea capaz de proporcionarle, de hacerle sentir. Resulta bastante común que las personas que piensan de esta manera entiendan que es la otra persona la que se debe encargar de sugerir las diferentes posiciones, de medir las intensidades o de controlar los tiempos. En realidad, esta forma de entender el placer sexual no es más que una manera de empeñar la experiencia erótica. Es inevitable que este tipo de personas vayan adquiriendo, según avanza el tiempo, un rol más pasivo en el encuentro sexual que termina convirtiéndose en inerte. Parece que el grado de satisfacción sólo pudiese medirse en base al esfuerzo de la otra persona.

Placer
Placer

Sin embargo, también existe la actitud totalmente opuesta a la descrita. hay personas que se enfrentan, en cada encuentro sexual, a procurar placer a sus parejas sexuales. Su único objetivo es aplicar todo su conocimiento en dar satisfacción erótica a su compañero o compañera de juegos sexuales. Cuando esta situación se produce, en realidad no es un gesto de generosidad hacia la otra persona sino que estamos ante personas que buscan y encuentran el camino del placer en la satisfacción de los deseos sexuales de la otra persona. En realidad, se trata de personas que buscan la masturbación propia sobre la corporalidad de la otra persona. En definitiva, su placer se encuentra, precisamente, en proporcionar placer.

El placer no tiene que estar, únicamente, en aquello que se siente por dentro cuando experimentamos en el terreno sexual. Quedarnos sólo con esa parte es limitar la propia capacidad para alcanzar satisfacción sexual. Claro que podemos y debemos disfrutar con la cuota de placer que nos proporciona nuestra pareja en las relaciones sexuales. por supuesto que debe ser así. Pero aumentar esa sensación de placer con la satisfacción sexual del placer aportado a la otra persona supone alcanzar un estado que, sencillamente, se encuentra en otro plano sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.