El teatro erótico en casa

Teatro erótico

Has probado a realizar teatro erótico en casa. Si se trata de disfrutar del sexo con nuestra pareja, o con quien queramos, lo más importante de todo es evitar, a cualquier precio, la temida rutina sexual. No hay nada más peligroso para la pasión sexual que la rutina, nada más nocivo para la capacidad de disfrutar del sexo que  la monotonía. Buscar diferentes alternativas para evitar caer en este fondo sin fondo que es el aburrimiento resulta imrpenscidible para liberarnos de él. Y, entre todas las posibilidades que nuestra imaginación nos puede brindar, existe una que es especialmente excitante y divertida. El teatro erótico con nuestra pareja puede resultar algo muy adecuado para huir de la temida monotonía.

Teatro erótico
Teatro erótico

Una de las mayores posibilidades que el teatro erótico no nuestra pareja nos ofrece es el hecho de dar un soplo de aire fresco a nuestras relaciones sexuales. Se trata de una forma magnífica de descubrir nuestra propia capacidad para seducir mientras, a la vez, realizamos un enorme viaje iniciático de descubrimiento a nuestra propia sexualidad. No hay que olvidar que el fin principal de cualquier juego erótico que se precie es el de seducir.

Una vez que nos decidimos a introducirnos en el mundo del teatro erótico sólo es necesario echar a volar la imaginación. Dad un repaso a vuestros gustos y a vuestras fantasías eróticas mas inconfesables, repartid los roles que cada parte de al pareja asumirá y poneos a representar al escena. Desde la profesora díscola con el alumno rebelde a la policía sexy con el delincuente rudo, pasando por la pareja de desconocidos que en la primera ocasión que se cruzan son atrapados por la más pérfida de las pasiones sexuales.

Es posible que, en ocasiones, no seamos capaces de  encontrar en nuestra imaginación una escena que os ayude a representar esta suerte de teatro erótico en casa y tengáis que contar con alguna ayuda. Cuando esto sucede, basta con revisar los clásicos. Siempre podemos ir al cine que más os haya seducido e intentar sumir el rol de los personajes. La literatura de cualquier naturaleza incluida, por supuesto, la erótica, también puede ser un buen referente a la hora de montar una escena de este tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.