¿Cuánto sexo necesitas para ser feliz?

Sexo para ser feliz

¿Te has preguntado alguna vez cuánto sexo necesitas para ser feliz? Es más, ¿te has preguntado alguna vez si la cantidad de sexo está relacionada con la cantidad de felicidad? Seguro que, de forma espontánea, casi todos contestaríamos que sí tanto a la primera  pregunta como a la segunda. Sin embargo, parece que no es del todo así. Las conclusiones del estudio llevado a cabo por la prestigiosa Universidad de Toronto, publicadas en la revista «Society for Personality and Social Psychology» revelan que las personas que tienen sexo más de una vez por semana no son más felices que aquellas que tienen sexo sólo una vez por semana. El estudio señala que el sexo es importante para ser feliz pero, sin embargo, también indica que no es necesario tenerlo todos los días.

Sexo para ser feliz
Sexo para ser feliz

Hasta ahora, los estudios previos y la documentación que existe al respecto se han encargado de asociar la cantidad de sexo con la cantidad de felicidad. Estamos, use, ante el primer estudio cuyas conclusiones dejan en evidencia estas viejas creencias. Uno no es más feliz por tener más o menos sexo. El nivel de felicidad no depende de la cantidad encuentros sexuales sino de que, efectivamente, existan.

El estudio al que hacemos alusión tomo como base de su investigación a personas con una relación de pareja consolidada por lo que el marco de la misma está muy restringido. De hecho, el estudio no hace ninguna alusión a la relación entre los niveles de sexo y felicidad de personas que no cuentan con una relación de pareja completamente estable. Para ser feliz basta con tener sexo, aunque sea escaso, por lo menos entre los que tienen pareja estable. Tampoco se establecen diferencias en cuanto a los diferentes comportamientos según el género o el grupo de edad

Otro aspecto importante que sostiene la investigación es la relación entre felicidad y dinero. En este caso, no se encontraron evidencias estadísticamente significativas de que a mayor cantidad de ingresos existiese un mayor nivel de felicidad. Por o tanto, se puede concluir que el dinero no da la felicidad pero, sin embargo, el sexo sí, aunque sea escaso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.