El primer beso

El primer beso

Todos guardamos en la memoria buenos recuerdos asociados a nuestro primer beso de verdad. Todos pensamos que realmente nunca nos supo igula ningñun otro. Resulta muy común, sin embargo, que los recuerdos se distorsionen con el paso ineludible del tiempo y, poco a poco, se conviertan más en imágenes de lo que deseamos qeu hubiese sucedido que en un reflejo fiel de lo que de verdad ocurrió. Entonces, ¿el primer beso es tal cual lo recordamos o no nos podemos fiar de nuestra memoria sensitiva? De verdad, ¿nos supo mejor el primer beso que cualquier otro?

El primer beso
El primer beso

La Universidad de Butler, de EEUU, puso en marcha una investigación, dirigida por el prestigioso psicólogo Dr. John Bohannon, que trataba de aportar luz a la pregunta que nos hacemos. En realidad ¿sabe mejor el primer beso o simplemente son recuerdos distorsionados que se han almaenado para siempre en nuestra memoria?

Para poner en  marcha el estudio, el Dr. Bohannon seleccionó una muetra con un importante número de voluntarios. En casi todos los casos, las personas investigadas supieron describir con todo lujo de d

etalles su primer beso. Parece que este recuerdo es capaz de almacenarse para siempre en nuestra mente y parece que las sensaciones de inexperiencia vividas en su momento contribuyen de forma absolutamente eficaz a que el recuerdo se adhiera con una mayor solidez.

A pesar de la falta de inexperiencia o, quizás precisamente por ella, la preparación para este primer beso o para cualquier otro tipo de actividad sexual practicada por primera vez requirieron de una mayor meticulosidad. La incertidunbre de no conocer exactamente que es lo que pasaría en el momento decisivo no la respeusta de nuestro acompañante parece que contribuyen a que el nivel de fijación en el córtex sea mayor que el de un recuerdo normal.

Existe una especialidad científica que se ocupa de los besos a la que se denomina filematología. helen Fisher es una de las grandes autoridades mundiales en la materia y aifrma que el primer beso nos pone, por primera vez, en contacto con las hromonas sexuales de otra persona. Su hipótesis sostiene que es la manera en que tenemos actualmente de poner en marcha el casting para seleccionar la que será nuestra pareja en algún momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.