¿Qué pasa si dejamos el sexo?

Si dejamos el sexo

Cuando dejamos el sexo comienzan a pasar una gran cantidad de cosas en nuestras vidas. Las causada para que esto suceda pueden ser de lo más variado, sin embargo, las consecuencias, casos siempre son las mismas. Hemos de tener muy presente que la sexualidad es una parte imprescindible de nuestras vidas y que prescindir de ella puede alteraron de una manera muy significativa. Hoy damos a ver qué es lo que pasa si dejamos el sexo.

Si dejamos el sexo
Si dejamos el sexo

Cuando el sexo desaparece en el entorno de una relación de pareja, lo que primero que puede suceder es que la relación de pareja se vea sensiblemente deteriorada. De hecho, de la misma manera que una vidas sexual activa y satisfactoria puede mantener la llama de l a pasión en una pareja, la falta de sexo puede dinamitar la relación para siempre.

Si dejamos el sexo pasamos a ser mucho más proclives a enfermar. Las relaciones sexuales nos dotan de una serie de anticuerpos que fortalecen muy significativamente a nuestra sistema inmunológico. Sin embargo, el cese de la actividad sexual nos expone a enferme¡edades comunes como los resfriados, las gripes o las alergias. La salud física se ve sensiblemente disminuida cuando dejamos de practicar el sexo.

Resulta frecuente que si dejamos el sexo, experimentemos con frecuencia sensaciones como la ansiedad. La tensión que podamos acumular durante un día, o incluso durante varios, es fácilmente neutralizable con la práctica activa de sexo. Sin embargo, cuando ésta desaparece, la capacidad del orgasmo de hacer desaparecer las tensiones acumuladas también lo hace con ella. De esta manera, somos incapaces de deshacernos de la tensión que nos sobra y, casi siempre, esto provoca problemas de ansiedad. Privarnos de las endocrinas que libera el cerebro durante la práctica del sexo es, siempre, una muy mala idea.

El paso siguiente a experimentar con frecuencia sensaciones como la ansiedad es la depresión. Cuando durante un periodo de tiempo muy significativo no hemos sido capaces de gestionar correctamente la ansiedad producida por la falta de eliminación de las tensiones que, a su vez, se ha visto originada por la falta de sexo. suele suceder que nos vemos abocados a la depresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.