Los gemidos en el sexo

Gemidos femeninos en el sexo

Los gemidos femeninos en pleno encuentro sexual son una de las cosas que mayor excitación producen en un hombre. La mayoría, por supuesto, piensan que son los responsables de los mismos y no hay nada que excite más a un varón que su propia imaginación. En realidad, la mayor parte de las veces en los que una mujer gime en medio de sus relaciona sexuales no es por la pericia en materia sexual del hombre que le acompaña. Al menos esas son las conclusiones a las que legaron en la Universidad de Leeds, en Inglaterra, tras realizar un estudio sobre los gemidos femeninos en el sexo.

Gemidos femeninos en el sexo
Gemidos femeninos en el sexo

Muchos van a dejar de sentirse como auténticos dadores de placer después de leer esta entrada pero parece que los investigadores han descubierto que, en la mayoría de los casos, las mujeres no hacen más que fingir sus gemidos durante la práctica del sexo. Muy al contrario de lo que muchos imaginaban, el motivo de los gemidos es o bien avisar de que ya han llegado al orgasmo, o bien tratar de acelerar en lo posible el orgasmo de su pareja masculina. Para muchos, sin duda, esto supondrá una profunda decepción.

La muestra que seleccionó el equipo de investigación para tan curioso estudio contén con mujeres heterosexuales de edades entre los 18 y los 50 años de edad. Además, se trataba de peruanos activas sexualmente. Los doctores Brewer y Hendrie, quienes dirigieron el estudio, se encargaron de trasladar a las mujeres seleccionadas una batería de preguntas en relación al tipo de expresiones y de sonidos que emitían en el transcurso de sus encuentros sexuales. Además, trataron de contextualizar los gemidos y averiguar el qué momento concreto del acto sexual tenían lugar.

Los resultados no resultan, en absoluto, alabadores para la mayoría e los hombres, y a que más del 80% de las mujeres participantes en la investigación airaron que sus gemidos eran fingidos y que tenían como objeto acelerar el orgasmo y por lo tanto, hacer más corto el coito con sus parejas, generalmente, cuando ellas ya lo habían alcanzado pero, en un grupo significativo, también a pesar de no haberlo alcanzado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.