Cosas que bloquean la vida sexual

Bloqueo de la vida sexual

La vida sexual debe tener mucha presencia en el día a día de cada persona. Como animal sexual que somos, que el sexo este presente de forma habitual en nuestras vidas resulta algo totalmente imprescindible. Sin embargo, en ocasiones, somos nosotros mismos los que no nos permitimos llevar una vida sexual sana y placentera, convirtiéndonos, así, en nuestros peores enemigos. En realidad, aunque echemos la culpa a otro tipo de cosas, solemos ser nosotros mismos los que nos encargamos de arruinar, en ocasiones, nuestra propia vida sexual.

Bloqueo de la vida sexual
Bloqueo de la vida sexual

Uno de los principales motivos que se encargan de hacer que una vida sexual no sea tan plena como debería es el miedo a sentirse juzgado. En el sexo, resulta demasiado más común de lo que nos pensamos, que no profundicemos en los gustos o preferencia sexuales de quien nos ha tocado para compartir experiencia íntima. Muchas veces, antes de preguntar qué cosas son las más excitantes para nuestra compañero o compañera de juegos, solemos aparentar normalidad. De esta manera nos mostramos correctos y o somos juzgados por nuestro comportamiento. En realidad, lo que estamos haciendo es dejar pasar una oportunidad única de encontrarnos, al menos, cerca de cumplir nuestras expectativas sexuales. Grave error, sin duda.

Otra de las causas de bloqueo de nuestra vida sexual tiene que ver con la inseguridad. De hecho, puede que este sea el verdadero enemigo de la vida sexual de la mayoría de las personas. El miedo a que se nos note demasiado nuestra barriguita, a que los pechos no estén a la altura de las expectativas, en el caso de las chicas, o que el tamaño del pene, en el caso de los chicos, no sea el que ella esperaba. Cuando las inseguridades aparecen  siempre tenemos a mano alguna excusa para fomentarlas.

El miedo al rechazo también está entre las razones más comunes que llevan a la gente a no expresar, y mucho menos llevar a cabo, sus verdaderos pasiones en materia sexual. el miedo a la negativa del otro nos atenaza e impide, una vez más, que podamos disfrutar con nuestra vida sexual. La exploración permanente en las nuevas vías que, a cada instante, nos propone el sexo resulta imprescindible para alcanzar una vida sexual plena.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.