El maravilloso mundo del erotismo

El mundo del erotismo

El erotismo, pese a ser uno de los mejores aliados del deseo sexual, parece que está algo pasado de moda y, como siempre pasa en egos casos, no estamos haciendo un buen negocio Es ciertos numerosas culturas incluyen entre su folclore una colección de ritos que funcionan como afrodisíacos, naturales o artificiales, que pretender sustituir al erotismo. Seguro que has escuchado un montón de cosas sobre la relación de determinados alimentos con la libido. Evidentemente, la ciencia no ha sido capaz de demostrar nada porque, probablemente, no haya nada. Vamos a sustituir todas estas supercherías por algo que sí que funciona siempre: el erotismo. os vamos a dar algunas ideas acerca de él.

El mundo del erotismo
El mundo del erotismo

Si hay algo fundamental en el erotismo es el buen trato. Si en la relación de pareja, por ocasional que sea ésta, no existe, resulta prácticamente imposible que llegue a surgir el deseo. El cuidado mutuo resulta imprescindible para activar los mecanismos básicos que motivan la relación sexual. La libido, para aparecer, precisa de una relación de cordialidad. Sin ella, nada tiene sentido.

Pero si el buen trato es necesario para que el erotismo se ponga en marcha, la sorpresa no lo es menos. Cuando se alcanza la monotonía y la rutina hace de las suyas no hay nada que la pueda detener. Por eso resulta tan importante que la sorpresa esté presente en nuestro día a día sexual. No hay nada más erótico que sorprender constantemente en el sexo. Basta con planificar mínimamente nuestro encuentro para que se nos ocurran pequeñas ideas que realizarán esta función.

Activar las capacidades sensoriales propias y de nuestra pareja sexual puede ser, probablemente, la clave del éxito del erotismo. Si somos capaces de hacer que cada uno de los sentidos de nuestra pareja se empapen de erotismo, puede que estemos muy cerca de asegurarnos una relación sexual placentera y provechosa para todos los participantes. Para ello hemos de ser capaces de activar todos y cada uno de los sentidos. Desde la vista, hasta el olfato, pasando por el tacto, el oído y el gusto. Todos ellos tienen una forma de ponerlos al servicio de nuestra experiencia sexual.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.