El sexercise

Sexercise

El sexercise está de moda. Ya no hace falta ir al gimnasio para perder peso o mantenerse en forma. Lo que para la mayoría de las personas supone un verdadero infierno se puede conseguir a través de otras técnicas mucho más placenteras. El principio es bastante sencillo, En cualquier relación sexual se realizan una buena cantidad de movimientos de diversa índole que ya se encargan, por sí solos, de quemar algunas calorías. Si a todo esto añadimos un calentamiento previo y un aparte postcoital que alarguen la duración del encuentro y, además, dirigimos determinadas posiciones para realizar aquellas contracciones y estiramientos musculares que necesitamos para mantener la forma, tenemos el sexercise.

Sexercise
Sexercise

Una horita de sexo puede llegar a ser equivalente, en lo que a la quema de calorías supone, a media hora de carrera suave. Si se trata de elegir cuál de los dos tipos de ejercicios es el más entretenido y divertido, creo que la cosa está clara, ¿no es así? Así que, si ya hemos tomado nuestra decisión respecto a elegir el chandal o la lencería, el resto es sencillo, basta con hacerse una idea de cómo poner en práctica el sexercise par a que sea realmente efectivo.

Se trata de incorporar a nuestro encuentro sexual posturas que supongan un trabajo extra para determinados grupos musculares, de tal forma que, a la vez que practicamos sexo estemos haciendo un trabajo extra en el músculo en cuestión. Por un lado, conseguiremos tonificación de ese grupo muscular y, por otro, quemaremos una mayor número de calorías. Precisamente, ése es el objetivo del sexcercise. Os pondremos un ejemplo.

Una de las posturas más que recomendables para poner en macha el sexercise proviene del yoga. Es e sencilla y no requirere especiales habilidades físicas. Basta con que la mujer se tumbe con las rodillas flexionales y los pies separados. Cuando se produce la elevación de la cadera, el hombre, que previamente se ha arrodillado entre sus piernas, puede comenzar la penetración. De partida, supone una importante tonificación para los glúteos de ella y para los flexores de la cadera de él. Podemos hacerlo aún más complicado haciendo que ella eleve las piernas para rodear con ellas al hombre, lo que a hacer que quede como único punto de apoyo del toros o, también fortalecerá los abdominales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.