El sexo divertido

Sexo divertido

El sexo divertido debería ser algo presente en la vida de todo individuo. Lamentablemente no siempre ocurre. Le damos demasiada transcendencia a algo como el sexo que debe llevarnos, como el más divertido de los juegos, a disfrutar sin tensiones ni cargas absurdas. No hay nada que pueda resultarnos más apasionante que dos adultos disfrutando con todas sus ganas de un momento de pasión íntima. El sexo divertido debería ser el único sexto existente. Para alcanzarlo, basta con que nos relajemos y dejemos volar nuestra imaginación. Cuanto más relajados estemos mejor será la experiencia, sin ninguna duda.

Sexo divertido
Sexo divertido

Una forma de poner el marcha el sexo divertido es concentrarnos en parar un instante antes del momento culminante del encuentro. Aunque, al principio, pueda llegara a parecer una tortura se puede convertir en la espera más deliciosamente divertida de las que puedas imaginar. Utilizar esta técnica hasta tres veces en un mismo encuentro sexta puede merecer muchísimo la pena. La sensación puede llegar a ser realmente alucinante. Detenerse en observar la cara de tu compañero o compañera de juegos puede resultar realmente divertido y gratificante a la vez.

Otra manera de lo más original para poner en marcha una sesión de sexo divertido es mezclar la sesión de sexo con la comida. Desde decorar tu cuerpo o el de la otra persona con un postre para que el otro lo recorra con la lengua hasta utilizar el chocolate y el cava sobre los cuerpos de la forma más divertida que se te ocurra. Casi todo vale en esta combinación entre comida y piel. Puedes recurrir a las películas clásicas donde se muestra cómo llevar a cabo esta práctica o recurrir a tu propia inventiva.

Otro de los juegos sexuales más divertidos concite en utilizar vendas acuerdas al mismo tiempo La falta de visión hacer crecer la erótica de la situación de forma exponencial y las ataduras suelen resultar realmente excitantes. El sexo divertido y el cuero, las esposas los látigos y los antifaces se llevan my bien. Para comprobarlo basta con que observes la cantidad de literatura sexual que se basa en este tipo de prácticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.