Remedios contra la disfunción eréctil

Disfunción eréctil

En ocasiones, la disfunción eréctil es motivo de mofa o de bromas por parte de la gente. Sin embargo, la falta de capacidad para conseguir o mantener una erección no es algo que se deba tomar a broma, ni mucho menos. Para aquel que la padece es un asunto muy, pero que muy, serio. además de no permitir que las relaciones sexuales se practiquen o sean satisfactorias, la disfunción eréctil actúa contra la autoestima de quien lo sufre de una forma brutal.

Disfunción eréctil
Disfunción eréctil

Cuando a finales del siglo pasado se comenzaron a comercializar las famosas pastillitas azules se abrió un camino de esperanza para aquellos que tenían problemas de disfunción eréctil. Sin embargo, estas no son la solución en todos los casos. En algunas ocasiones, por diferentes aspectos médicos no son compatibles con determinados pacientes, por lo que es conveniente buscar otras soluciones más naturales.

Una de las soluciones naturales a la disfunción eréctil es el consumo de una adecuada dieta mediterránea. El aceite de oliva, las frutas, y las verduras, cuando están presentes y en las cantidades adecuadas en la dieta de una persona evitan determinados tipos de trastornos cardiovasculares que, en muchas ocasiones, suelen estar detrás de este tipo de problemas.

Otros hábitos de salud que contribuyen a la mejora del funcionamiento del sistema cardiovascular y, por lo tanto, minimizan las posibilidades de padecer disfunción eréctil, pasan por abandonar el consumo de tabaco y, por supuesto, con la práctica de ejercicio de forma moderada. Parece que el ciclismo no es demasiado recomendable debido al maltrato que recibe el perineo cuando se lleva a cabo.

Además de la dieta mediterránea, existen una serie de alimentos que contienen arginia, un aminoácido que permite el aumento del flujo sanguíneo. En general, aquellos alimentos que son ricos en proteínas tienen una buena dosis de arginia. Por ejemplo, la soja, el arroz integral, ase o el pollo, son algunos de ellos.

Si a estos consejos le sumamos una vida tranquila, libre del estrés, de las presiones externas y de la ansiedad que generan determinadas circunstancias, seremos capaces de evitar, casi con total seguridad, problemas de este tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.