Los récords del sexo

Los récords sexuales

Los récords del sexo también están recogidos en «un libro de excesos que está en inglés», como el poeta se refirió en su momento al libro Guinnes de los récords. En realidad, no se trata de la miasma edición sino de una que recoge, exclusivamente, la temática del sexo como contenidos para sus excesos. Bien visto, tampoco está mal separarlo, al menos mientras, como parece que sucede ahora, haya un número suficiente de opciones destacables. Vamos a meternos en harina haciendo un pequeño recorrido por algunos de los récords más sorprendentes en materia sexual.

Los récords sexuales
Los récords sexuales

El pene más grande del mundo mide 24,13 centímetros en reposo pero, en erección, llega a la barbaridad de 34,29 centímetros. El buen de Jonas Falcon, el propietario de un falo de semejantes dimensiones, además, posee uno de los récords más envidiado por el resto de varones de la tierra. A modo de anécdota simpática, hemos de contar que en 2002 fue detenido en el control de seguridad del aeropuerto de San Francisco por esconder en su bragueta un bulto sospechoso. Los agentes que le inspeccionaron no olvidarán esa imagen en la vida.

Un buen lugar par alojar el mayor pene del mundo puede ser la mayor vagina del mundo .El récord lo tiene Anna Cisne, Se trata de una mujer de nacionalidad escocesa que, al nacer, tuvo un tamaño normal pero que, con 19 años llegó a alcanzar los 2 metros de altura. Aún hoy ostenta otro de los récords más curiosos, el de poseer la vagina más grande del mundo. El bueno de Jonas no sabrá lo que es poner sus penen en una vagina de su medida, ya que esta buena señora nación en 1846.

Otro de lose récords sexuales más curiosos es el protagonizado por Horst Schultz. El bueno de Horst fue capaz de enviar su chorro de semen a una distancia de 579 centímetros. Para completar su lanzamiento también se hizo ganador del récord de altura de lanzamiento de semen, consiguiendo enviar el suyo a una altura de 375,92 centímetros del suelo. Para completar, también consiguió el de mayor velocidad de salida de semen propulsándolo a la increíble velocidad de 20 metros por segundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.