Cansancio y sexo

Cansancio y sexo

El cansancio y el sexo no suelen llevarse demaisado bien. Existen épocas en la vida de cualquier persona en que la fatiga es demasiada como para enfrentarse a una intensa sesión de sexo. Cuando esto sucede, lo más importante de todo es hascerse con una idea real de lo que está so¡iucediendo. indagar en aquello que está originando esta sensación y, por lo tanto, el problema. En realidad, es la única manera de conseguir eliminar de raiz esta situación. Cuando algo que nos hace felices, como es el sexo, nos provoca un problema, ya que por el cansancio no queremos enfrentarnos a él es que algo está sucediendo.

Cansancio y sexo
Cansancio y sexo

El primer lugar en el que se debe mirar, cuando el cansancio nos supone un probelma real para el sexo, es, por supuesto, en la vida privada y, como no podía ser de otra manera, dentro de ella, lo primero es revisar cómo están las cosas con nuestra pareja. Es demasiado común que el problema esté presente en algo que nos cueste identificar con el sexo. A veces, simplemente, no tienen nada que ver pero, contra todo pronóstico, resulta ser la cuasa que origina el problema. A veces, incluso, está delante de nuestras propias narices y no somos capaces de verlo.

Un ejemplo claro es la televisión, especialmente la que se consume al altas horas de la noche o, incluso, de la madrugada. En estos caoss, resulta my habitual que al caja tonta se convierta en un problema de envergadura para nuestra salud. Y resulta más que habitual que cuando tenemos un problema de salud, de la índole que fuere, este problema tenga su reflejo en neustra vida sexual. El cansancio, evidentemente, puede aparecer por esta causa.

En otros casos, el problema del cansancio que hace desaparecer las ganas de sexo está en la propia agenda que, a diario, gestionamos. Las obligaciones familiares, laborales y sociales hacen que siempre falte un rato para disfurtar de la soledad y del merecido descanso que siempre es necesario. Cuando esto sucede, es obvio que debemos revisar nuestras prioridades y suprimir las cuestiones menos importantes en beneficio de nuestra propia salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.