Parejas sexuales felices

Parejas sexuales felices

¿Qué hacen las parejas sexuales felices para llegar a serlo? Que la rutina es el peor de los problemas que pudiera aparecerle a  la vida de pareja es algo conocido. Especialmente cuando se incrusta en la relación sexual. Si la rutina resulta malo a todos los niveles, para el sexo resulta algo completamente devastador. Sin embargo, contra todo pronóstico, existen parejas sexuales felices. Pero… ¿qué cosas hacen para conseguirlo? ¿Qué les deferencia de los demás? ¿Qué hacen las parejas sexuales felices par conseguirlo? Vamos a tratar de contestar a estas preguntas.

Parejas sexuales felices
Parejas sexuales felices

Los mecanismos que suelen utilizar las parejas sexuales felices para no deteriorar la relación y, de esta manera, fomentar la aparición de la rutina y el aburrimiento son relativamente sencillas. Al menos en la teoría. Ponerlas en práctica ya es otra cosa. Lo realmente importante d este tipo de técnicas es que prevalece el interés por el cuidad de la relación por encima de el orgullo o el hecho de querer levar la razón por encima de cualquier otra cosa. Si, además, se salpica con un toque de sentido del humor… miel sobre hojuelas.

El respeto, tanto por uno mismo como para la otra persona, es algo imprescindible para las parejas sexuales felices. Sólo desde el respeto y la empatía es posible alcanzar determinados niveles de felicidad y sosiego. Usando toda la capacidad de mantener empatía que seamos capaces nos estamos asegurando que la estabilidad de la relación, por supuesto, también en materia sexual, sea un hecho.

Ante una discusión de pareja, ya sea producida por asuntos que tengan que ver con la sexualidad o bien con cualquier otro tema, la capacidad de reparación que sean capaces de general ambas partes es la que, definitivamente, solucionará el probeta sin enquistarlo, favoreciendo la aparición de otro tipo de roces. De hecho con frecuencia, las discusiones de pareja se producen por motivos ya establecidos y que, generalmente, no cuentan con una solución viable. Utilizar las energías en una discusión de este tipo es una pésima idea. Salpicar con buen humor es algo que, en cualquier caso, ayuda a descargar de dramatismo el conflicto originado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.