Detectar un orgasmo fingido

Orgasmo fingido

El orgasmo fingido más famoso de la historia es aquel que Sally le mintió a Harry en aquella mesa de y un café de Nueva York. Sin duda, se trata de un momento cumbre del cine y para la sociedad en general, ya que, desde entonces, quedó claro que la posibilidad de alcanzar un orgasmo fingido para una mujer estaba al alcance de cualquier mujer. Sin embargo, lo que no quedaba tan claro es si los hombres tenían alguna posibilidad de detectar cuándo sucede tal cosa. Hoy vamos a hacer un pequeño recorrido por aquellas cosas que podemos valorar para detectar si estamos ante un orgasmo fingido o real.

Orgasmo fingido
Orgasmo fingido

El hecho de que no existan expertos e detectar un  orgasmo fingido, hace que precisamente éste sea uno de los temas más consultados por aquellas personas que acuden a terapia sexual de pareja. Hay que tener en cuenta, antes de meternos en materia, que en torno al 35% de las mujeres aseguran que nunca han experimentado un orgasmo y que la anorgasmia es muy frecuente entre el género femenino.

Para detectar un orgasmo fingido existen un buen puñado de variables que podemos valorar. Por ejemplo, es recomendable desconfiar de los gritos y gemidos excesivos. La sensación de sobreactuación en el sexo, casi siempre es representativa de un orgasmo fingido. Otra de las cosas que debemos valorar a la hora de detectar cuando nos están mintiendo con un orgasmo es el uso de un lenguaje obsceno. Cuando se utiliza de una manera excesiva también suele ser un síntoma de falta de sinceridad en el clímax.

Sin embargo, las sitas claves para poder detectar in orgasmo fingido suelen estar en el cuerpo de nuestra acompañante. Cuando la temperatura del cuerpo o la tensión muscular no se corresponden con el momento de excitación es que algo no está funcionando. El ritmo respiratorio también ha de acelerarse cuando el encuentro sexual va alcanzando la máxima excitación. Cualquier anomalía en estos ciclos suele suponer que nos están mostrando un orgasmo falso. El cuerpo no suele actuar de forma independiente sino que lo hace de una manera coordinada. junta o a estos síntomas también aparecen contracciones musculares, sudación y otros síntomas que evidencian el nivel de excitación que, difícilmente, se puede ocultar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.