El corazón y el sexo

Corazón y sexo

El corazón y el sexo, tradicionalmente, se han representados íntimamente relacionados. Al menos en lo que al imaginario colectivo se refiere y, siempre, desde un punto de vista exclusivamente metafórico. Sin embargo, la relación entre el corazón y el sexo ha dejado de ser algo exclusivamente metafórico para convertirse en una realidad tangible. tanto es así que vienen avalada por la comunidad científica. La prestigiosa revista Journal of the American College of Cardiology acaba de publicar los resultados de una investigación llevada a cabo por la Universidad de Ulm, Alemania, en la que se afirma que el sexo causa efectos beneficioso en el corazón, aún en el caso de personas que han padecido algún tipo de accidente o trastorno cardiovascular.

Corazón y sexo
Corazón y sexo

De todos es conocido que el corazón, en realidad no es más que un músculo y que, como cualquier otro músculo, tienen unas capacidades elásticas que lo caracterizan. De hecho, el corazón es de los músculos más elásticos con los que cuenta el ser humano. Esta elasticidad, precisamente, es la que le hace adaptarse al esfuerzo proporcionado por el trabajo físico. Vivir una experiencia sexual, al fin y al cabo, no deja de suponer un trabajo físico significativo que está contribuyendo a la mejora de este músculo.

El estudio también concluye que no hay ninguna relación entre la práctica sexual y el riesgo de padecer un accidente cardiovascular. El estudio contén con una muestra de 536 pacientes de edades entre los 30 y los 70 años, todos ellos con enfermedades cardiacas. El proceso de evaluación y seguimiento de los voluntarios duró un total de 12 meses y los encargados del estudio se e cargaron , entre otras cosas, en estudiar vínculos entre la frecuencia de las relaciones sexuales y las consecuencias de los trastornos cardiovasculares sufridos.

La vida sedentaria, al fin y al cabo es el origen de muchos de nuestros potenciales problemas de salud, especialmente de aquellos que guardan relación con el sistema cardiovascular. La actividad física resulta siempre recomendable para mejorar nuestra salud en este sentido y el sexo, como resulta evidente, no deja de ser una actividad física de intensidad moderada, precisamente, aquellas recomendadas de forma muy especial por los cardiólogos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.