El verano y el sexo casual

El verano y el sexo casual

Es un hecho cierto e innegable que el verano y el sexo casual están muy relacionados. Todos sabemos que cuando llegan las alteras temperaturas, las ganas de sexo crecen de una forma exponencial. Incluso en aquellas personas que parecen no muy predispuestas a los encuentros sexuales durante el resto del año se les nota que la subida de temperaturas les afecta en este sentido. Y es que los termómetros hacen subir el mercurio, los chicos y las chicas aligeran sus ropas y el sexo empieza a estar latente y al acecho en cada rincón. El verano y el sexo se llevan bien, en general, pero el verano y el sexo casual se llevan mucho mejor aún.

El verano y el sexo casual
El verano y el sexo casual

As todos nos ha sucedido que hemos salido a tomar algo  a una terracita de nuestra ciudad, por aquello de hidratarnos para reponernos del sofocante calor, y hemos sentido una atracción irrefrenable por alguna otra personas, completamente desconocida. En muchos casos, este tipo de atracción es correspondida. Especialmente cuando el verano y el sexo casual se ponen a hacer de las suyas. Ni que decir tienen que este tipo de encuentros son mucho más frecuentes y fáciles de concretar cuando todo se produce cerca de la atracción irresistible de la marea de una paradisíaca playa, y es que no hay nada como el efecto de las mareas en pleno verano para desatar la pasión con un desconocido.

El verano es la estación ideal  para disfrutar, para contar con más tiempo para nosotros mismos, para dejarnos llevar por nuestros impulsos y atrevernos a recorrer senderos de pasión que, quizás, en otro momento del año no seríamos capaces de recorrer. Por eso, todos los aso sucede que, en cuanto los rayos de sol pican en neutra piel, la atracción sexual por las personas con las que nos cruzamos se dispara y resulta mucho más común que en otra época del año el sexo casual con desconocidos.

El verano y el sexo casual están tan relacionados que, sin duda, esta estaco´no es en la que mayor número de relaciones furtivas de una noche se emprenden. Ni que decir tiene que las zonas de descanso, especialmente las zonas cercanas a las playas, son las preferidas para este tipo de encuentros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.