Errores de las mujeres en el sexo

Errores de las mujeres en el sexo

Los errores de las mujeres en el sexo también se producen con mucha frecuencia. Es cierto que constantemente estamos hablando de los errores que comenten los hombres cuando se enfrentan a la actividad sexual de pareja. probablemente sea porque son más significativos y frecuentes. Sin embargo, no podemos olvidarnos de que las mujeres también comenten errores en la cama. precisamente por eso, y porque no hace mucho dedicarnos una entrada a los error sed los varones en  los encuentros sexuales, hoy vamos a hablar de los errores de las mujeres en el sexo.

Errores de las mujeres en el sexo
Errores de las mujeres en el sexo

Muchos de los errores de las mujeres en el sexo pueden ser debidos a la falta de la experiencia sexual suficiente en unos casos y, en otros, a cuestiones como la falta de seguridad en sí mismas. Independientemente de las causas que los originan, vamos a detallara una lista de los errores más frecuentes cuando las mujeres se enfrentan al sexo.

Realizar preguntas a su compañero acerca de su aspecto físico es, probablemente, uno de los errores más comunes cometidos por las mujeres en el sexo. Los complejos sobre el propio cuerpo suelen estar en el origen de este tipo de preguntas. Sin embargo, el momento de enfrentarse a la intimidad no resulta el más adecuado para solicitar opiniones al respecto.

En ocasiones, a pesar del empeño que ellas ponen, con toda la razón del mundo, en que se preste la máximos atención y se trate con la mayor delicadeza a sus órganos sexuales, no corresponden con el equivalente nivel de consideración hacia los genitales masculinos. Efectivamente, la forma descuidada de tratar el aparato genital masculino suele ser otro de los errores de las mujeres en el sexo.

La falta de iniciativa ante la actividad sexual es otro de los errores de las mujeres en el sexo. Nada excita más a un hombre que ver cómo su compañera de juegos sexuales toma la iniciativa y se hace cargo de la situación. Cuando esto sucede, nos encontramos ante un espectáculo de una gran belleza y, por supuesto, terriblemente excitante. Sin embargo no es algo que suceda con excesiva asiduidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.