La tristeza despues del coito

La tristeza después del sexo

La tristeza después del coito, en muchas ocasiones aparece. Tanto es así que algunos estudios recientes señalan que más de un 30% de las mujeres que practian sexo con regularidad, después de la sesión alcanzas sensaciones de angustia, ansiedad e, incluso, depresión. Contrariamente a loq ue se podría pensar no tiene relación con el nivel de satisfacción del encuentro sexual, al contrario, las cifras se repiten casi de forma idéntica cuando tomamos a aquellas que aseguran haber disfrutado plemamente del encuentro. A esta tristeza postcoital se le conoce con el nimbre de disforia postcoital. Su característica principal es la sensación que invade a quien lo sufre de tristeza, mezclada con ansiedad e incluso arrepentimiento, siempre después de haber mantenido relaciones sexuales.

La tristeza después del sexo
La tristeza después del sexo

Esta suerte de tristeza que se produce tras el coito también puede afectar a los varones y no guarda ninguna relación, al menos asi lo afirma la reconocida doctora especializada en ginecología, Michael Krychman, con la edad del individuo en cuestión y sí con otros diferentes factores.

La gran mayoría de las personas que se ven afectadas por este problema son aquellas que, debido a su relación represiva, principalmente por el asunto de la religión, llegan a ver el sexo como algo negativo y, en las ocasiones en que les ataca esta sensación, llegan a autoculparse por el mero hecho de disfrutar de una relación sexual.

En realidad, los investigadores no han localizado aún el origen de este tipo de tristeza pero, en general, cuando esto sucede, se extiendo a otros ámbitos de la vida del individuo y no se limita al plano exclusivamente sexual. EN algunos, casos, además del tipo de educación puede haber otros motivos tales como los cambios a nivel hormonal que se producen después del orgasmo. Este tipo de cambiso, también pueden llegar a provocar jaquecas después del enceuntro sexual y otro tipo de transtornos de diferente naturaleza.

Los expertos señalan otras causas que tienen que ver más con cuestiones de ánimo como, por ejemplo, la falta de energía para enfrentarse al mundo después de haber disfrutado plenamente de la sesión de sexo. Esto suele suceder cuando se tieene idealizada la relación sexual y la vida al margen de éstas se enceuntra plagada de problemas de diferente índole.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.