Los complejos y el sexo

Complejos sexuales

Todos tenemos nuestros complejos. De eso no cabe la menor duda. La vida, en general, está repleta de gente acomplejada. Y si en cualquier ámbito somos capaces de tener nuestros complejos, en el ámbito sexual, por supuesto, no íbamos a ser menos. Por más que queramos disimularlo, antes o después somos descubiertos en alguno de ellos. Es cierto que los escondemos de forma celosa. También es cierto que hay personas con una gran autoestima que, incluso, son capaces de que nunca se le descubran, pero, sin ningún género de dudas, todos tenenos complejos y en el terreno sexual, también.

Complejos sexuales
Complejos sexuales

En los varones, es fácil adivinar cuál de todos los complejos sposibles es el que se llevala palma. Aunque hayamos oído hasta la saciedad que el tamaño no importa, no cabe la menor duda de que el deseo de cualquier hombre, sea cual sea su edad, nivel cultural y social, es tener un pene más grande. Tanto es así que incluso personas con un tamaño de pene por encima de la media tienen la misma aspiración: un pene más grande. Evidentemente, como no escaparía a ningun iniciado en psicología de barra de bar, el deseo de un pene mayor sólo puede manifestar una cosa: un complejo. Efectivamente, el complejo que más se eda entre los varones es el complejo de pene pequeño.

SIn embargo, entre los varones, el complejo de oene pequeño no es el único que se da. Tener unos kilos de más, tener poco pelo en la cabeza y demasiado en lugares menos indicados para elllo, como oreja o espalda, son algunos otros de los complejos que más se dan entre los hombres.

Las mujeres, como no podía ser de otra manera, también tieenn sus propios complejos. Destaca, de forma muy especial, el del peso. Todas, por más esculutral que sea su figura, por mínimo que sea su porcentaje de grasa en la piel, se sienten gordas. De la misma manera que los hombres creen tneenr su pene pequeño, las mujeres estaán convencidas de que están gordas, aunque no lo estén y que, por elelo ,su pareja sexual no las considerará de la mejor manera. Casi siempre, lo mejor, es no hacer ni caso de los complejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.