Cosas sobre la eyaculación

Eyaculacióin

La eyaculación es algo que nos preocupa. pero no hace tanto que esto es así. Hasta los años setenta, aproximadamente, a nadie le importaba si un hombre eyaculaba pronto o tarde. A nadie se le ocurría cuestionar la sexualidad de una persona en función de lo rápido que fuera capaz de eyacular. Al contrarío, se valoraba la capacidad de un hombre para eyacular sin problemas. En realidad, esta circunstancia no era más que un evidente signo de la sociedad machista en la que tradicionalmente ha estado conviviendo  la raza humana. A la mujer, especialmente en el sexo, no se las valoraba tal y como merecían y prácticamente eran utilizadas como cuerpos puestos al servicio de los hombres. Realmente vergonzoso.

Eyaculacióin
Eyaculacióin

Volviendo al asunto que nos ocupa y dejando a un lado el tradicional machismo in¡operante en cualquier sociedad, hemos de señalar que los hombres, generalmente, eyaculan rápidamente porque los mamíferos también lo hacen. Es la naturaleza la que ha dotado el hombre, como mamífero que es, de esta capacidad para eyacular de una forma rápida. En realidad, siempre ha habido diferentes niveles de rapidez en el mundo de las eyaculaciones. El conejo es un claro ejemplo de mamífero precoz en unto a las eyaculaciones.

Es la revolución sexual de la mujer en los años 70 la que comienza a permitir desvincular la sexualidad femenina de la función meramente reproductora, con la aparición de los diferentes métodos anticonceptivos. Por fin comienza a hacerse real la eterna reivindicación de la mujer de su derecho al placer y a disfrutar de su propia sexualidad. En realidad, es en este punto donde todo comienza a cambiar también para el mundo de la eyaculación masculina.

Como se empieza a permitir que la mujer disfrute de forma independiente de su propia sexualidad, éstas empiezan a exigir placer en cada encuentro. Cosa que, hasta ese momento, simplemente, no era algo que se tuviese en cuenta. El mundo de los orgasmos femeninos corre como la pólvora y, con ellos, la exigencia cada vez mayor en la calidad del coito. Sin duda , lo pronto o o tarde que se produce la eyaculación masculina empieza a ser una variable determinante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.