Siéntete sexy

Hombre y mujer sexy

Todos los hombre y mujeres tienen derecho a sentirse sexy. Para esto, por supuesto, no es necesario ser los hombres o mujeres más atractivos sobre la faz de la tierra, ni mucho menos. Al contrario. la belleza está en el interior pero la capacidad para transmitir sexualidad, lo que popularmente conocemos como sentirse sexy, está en nuestra capacidad para la percepción de estés aspecto que cada uno tengamos de nosotras mismos. No hay nada que venga mejor para conseguir este objetivo que la confianza y seguridad en ti mismo. Exactamente eso es lo que se refleja a la persona que observa y valora sobre este particular.

Hombre y mujer sexy
Hombre y mujer sexy

Una ¡buena idea par sentirse sexy está al alcance de cualquiera. Basta con que sonrías. ¿Sencillo, verdad? Los resultados son demoledores. un ambicioso estudio de la School of Psychology, University of Aberdeen, Escocia,, determina que las personas ven un mayor atractivo a las personas que muestran su sonrisa de forma frecuente y espontánea. Parece fácil, ¿no? Sentirse más sexy a base de sonreír.

El rojo es un color que es capaz de hacer sentir atracción por la persona que lo lleva. Funciona igual en hombres y en mujeres. Sin duda, estamos ante el color de la atracción física. El experto Adam Pazda, profesor de la Universidad de Rochester, en Nueva York, Estados Unidos, afirma que los hombres consideran disponibles y fértiles a las mujeres que visten este color. Las mujeres, suponen una mayor capacidad genética a los hombre que visten este color. El rojo y sentirse sexy parece, por lo tanto, una misma cosa.

Sé cuidadoso con tu expresión corporal. Sin duda, la forma en que te mueves dice mucho sobre ti. Un equipo de investigación del al Universidad de Newcastle, sostienen que los hombre que muestran su mentón arriba resultan más sexy para las mujeres, ya que les resultan más atractivos y masculinos. En cambio, las mujeres resultan más femeninas cuando lo mantienen abajo. Sin duda, es otro claro ejemplo de que los detalles, por pequeños que parezcan, pueden hacer que nuestra capacidad para resultar más o menos atractivos a ojos de los demás es muy importante pero, nunca, tan importantes como la percepción que tengamos de nosotros mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.