El porno y la sexualidad

El porno y la sexualidad

El porno y la sexualidad que llevamos las personas normalitas de la calle están muy relacionados Sin duda. En realidad no es que el porno influya en nuestras experiencias sexuales, cosa que resulta totalmente evidente, sino has ta qué punto ejerce una clara influencia en nuestras fantasías eróticas. No resulta tan común que nos paremos a analizar la relación que pudiera existir entre estos dos extremos. EN cualquier caso, yo opino que el porno ha resultado determinante en nuestra forma de entender y disfrutar, en la actualidad, el sexo. El porno y la sexualidad, por lo tanto, no solo están relacionadas sino que el primero condiciona y estimula a la segunda.

El porno y la sexualidad
El porno y la sexualidad

Es sorprendente la cantidad de mujeres totalmente heterosexuales que nunca se han planteado una relación con otros mujer, sencillamente porque son heterosexuales y no creen tener esa necesidad y que un día, por casualidad, acceden a una escena de porno lésbico y, aunque no sucumban de inmediato, les queda esa idea rondando hasta que, con el paso del tiempo, se convierte, por lo menos, en una fantasía sexual más que incorporar a su particular colección de fantasías. El porno y la sexualidad, como queda claro en este ejemplo, se encuentran relacionados y y¡uno ejerce una terrible influencia sobre la otra.

En el caso de los varones, puede suceder lo mismo. El ejemplo que podemos poner en este sentido es el del bukake. No resulta tan habitual que un hombre encuentre placer sexual en masturbarse junto a otros hombres, por más que una chica participe en la fiesta. Sin embargo, el revestimiento excitante que el mundo del prono le da a esta prácrtica ha conseguido que algo, a priori, tan lejos de los gustos estándar de los hombres se haya convertido en una de las fantasías más comunes entre ellos, Un ejemplo más de la influencia que el cine pornográfico ejerce en la sexualidad.

Si piensas que en tu caso no es así, repasa el orden que sueles seguir en la mayoría de tus encuentro sexuales y compáralos con el seguido habitualmente en las escenas de cine X. El porno y la sexualidad están mucho más relacionados de lo que tú te piensas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.