El sexo casual, los jueves

Los jueves, el mejor día para el sexo casual

Los jueves es el mejor día para el sexo casual. Efectivamente si quieres salir a tomar una copa, encontrarte con alguien que te guste, intercambiar miradas cómplices y risas primero para, posteriormente, pasar a intercambiar caricias, besos y fluidos, el día mas adecuado para que la situación se de y parea que ambos la disfrutéis como corresponde es el jueves. Puede que la mayoría de nuestros lectores hubiesen pensado que el día mas adecuado hubiese sido uno de los del fin de semana. Sin embargo, en esto, nuestros lectores andan un poco equivocados. Los jueves son los días más adecuados para el encuentro sexual casual.

Los jueves, el mejor día para el sexo casual
Los jueves, el mejor día para el sexo casual

Otra cosa my diferente a las relaciones casuales son las relaciones más o menos estables que, también, lógicamente, requieren sus aportaciones sexuales. En este caso, el mayor grado de sincronización  de la pareja parece que está en los dábamos. Los jueves, pues, estás reservados par ale sexo casual. Parece que el cuerpo humano es capaz de producir mayores cantidades de cortisol en las circunstancias mencionadas. Se trata de una hormona sexual que da paso a mejorar el nivel de sincronización de la pareja.

Pero igual que los jueves son los días más favorables para este tieso de encuentros, lamentablemente, también tenemos un día menos favorable para que estás situaciones se den con relativa facilidad y, en caso de darse, para que acaben suponiendo satisfactorias para toda las partes implicadas. Efectivamente, como probablemente hayáis podido suponer, ese día es el martes,

La postura sexual más utilizada los jueves en los actos de sexo casual es la conocida como postura de la «X». Se trata de que la mujer se sienta en la cama, frente al hombre, con las piernas abiertas. Ella ha de leandra su pierna derecha sobre la izquierda de él para, finalmente, ponerla sobre su pierna derecha. parece algo liosa la explicación pero, en realidad, resulta muy sencillo. Se trata de formar una «X· con las piernas y empujar lentamente hasta que la sensación de comodidad habita entre ambos. Una vez conseguida la postura, ambos pueden emplumar con más fuerza y renuencia para alcanzar la mayor intensidad sexual posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.