El sexo en las películas

Sexo en las películas

El sexo en las películas es diferente al sexo en la vida real. Esto que resulta algo obvio, para algunas personas no lo es tanto y se pasan media vida buscando la relación sexual perfecta que, lamentablemente, se produce en muy pocas ocasiones. Y es que el cine, como no puede ser de otra manera, es ficción y, por lo tanto, utiliza una serie de herramientas que le sirven para manejar mejor la narrativa de las historias que cuenta lo que, en definitiva, convierte los resultados en algo más atractivo que la propia realidad. Vamos a hacer un pequeño recorrido por algunas cosas relacionadas con el sexo que sólo ocurren en las películas.

Sexo en las películas
Sexo en las películas

El asunto del uso de una protección adecuada para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual, en las películas, resulta obviado siempre. Lógicamente, en la vida real ni es así ni debe serlo. El preservativo es un método altamente seguro y recomendable para evitar el contagio de las enfermedades de transmisión sexual y, también, para evitar embarazos no deseados. La pasión, en la vida real, puede continuar aún haciendo uso de él.

La forma en que se producen los orgasmo en las películas responde a una coreografía previamente diseñada y dotan a la escena de una atracción mayor si cabe. Siempre el orgasmo se produce al mismo tiempo y con plena satisfacción de ambos. En la ida real, al contrario, resulta muy improbable que ninguna de estas circunstancias ocurra.

Da igual las circunstancias en las que se produzca el encuentro sexual, la situación que lo preceda o el entorno en el que se encuentren, en las películas, la ropa interior de los participantes en el encuentro sexual siempre es bonita y, por si eso fuera poco, además siempre está en perfecto estado. Ni una mota de suciedad ni una sola arruga. Siempre todo en su sitio. La vida real, en este sentido, es bastante más dura.

La elección de las fechas para la práctica sexual nunca es un problema aunque nunca tengan en cuenta los periodos de ovulación de la mujer. Resulta sorprendente pero, en las películas, nunca coincide el sexo con el periodo menstrual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.