El inicio en el sexo anal

Iniciarse en el sexo anal

El inicio en el sexo anal puede ser complicado. De hecho, lo más habitual, cuando no se tienen práctica en el asunto, es que las primeras experiencias no sean demasiado enriquecedoras para ninguno de los implicados. La penetración anal, cuando no se está preparado para ella, puede resultar más compleja que la vaginal. Por eso es bastante recomendable documentarse lo suficiente como para contar con alguna información que nos ayude en este complicado camino que es la iniciación en el sexo anal.

Iniciarse en el sexo anal
Iniciarse en el sexo anal

Por supuesto, que las primeras experiencias en el sexo anal no sean del todo gratificantes no quiere decir que con el tiempo y con la práctica suficiente no seamos capaces de alcanzar un buen nivel de disfrute con esta práctica sexual. De hecho, cuando se tienen le hábito suficiente, esta experiencia es, sin duda, una de las que más placer es capaz de generar a ambas partes. Sin embargo, hasta que nos dotemos de la destreza suficiente, resulta recomendable seguir algunos consejos.

El uso de consoladores o dildos puede ser de gran ayuda cuando de iniciarse en el sexo anal se trata. Resulta una forma excelente de abrir boca, en este caso es una metáfora, para las prácticas posteriores. Existen una gran variedad de juguetes de este tipo adaptados par ale sexo anal. Muchos de estos modelos cuentan con diferente niveles que permiten la penetración con diferentes grosores y a diferentes profundidades. Resultan especialmente recomendables para no iniciados. Debemos recordar, sin ningún genero de dudas que, en este casos, el tamaño sí importa. De igual forma que la vagina, de forma natural, es un músculo totalmente elástico que se adapta al tamaño del pene que sea, el ano no tienen esa facilidad natural y hay que ayudarle a dilatarse de forma artificial.

Precisamente, para dilatar el ano y conseguir la dilatación necesaria, es preciso lubricar de forma eneros con la aplicación de algún lubricante al agua. Siempre es mejor aplicar de más que quedarse escaso. Estimular el ano de forma suave y progresiva, siempre es un a buena idea. Comenzar con la penetración un dedo y, progresivamente, ir introduciendo objetos de mayor tamaño también resulta recomendable. Dembemos recordar que, si existe dolor, es mejor parar y probar otro día. El sexo debe ser placentero para ambas partes, Si no es así, debemos seguir practicando para conseguirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.