Un año sin sexo

Un año sin sexo

¿Te has planteado alguna vez qué pasaría si estuvieras un año sin sexo? En principio podríamos pensar que las consecuencias serán catastróficas. Efectivamente, a nivel emocional, podría ser así. Estar tanto tiempo sin realizar una actividad necesaria para muchas cosas pero, de forma destacada, para la autoestima, sin duda, pasa factura en este sentido. Sin embargo, a nivel físico, el organismo es capaz de cubrir las necesidades ligadas al sexo de una forma inteligente y eficaz. En realidad, a nivel físico, si estuvieses un año sin sexo, prácticamente no lo notarías.

Un año sin sexo
Un año sin sexo

El truco que utiliza el organismo cuando una persona pasa un periodo largo de tiempo si practicar actividad sexual alguna consiste, básicamente, en repartir la pasión y energía que normalmente se utiliza en los encuentros sexuales en otros ámbitos de la vida que también nos interesan. Así. cuando una persona está un año si sexo, en realidad, no pasa nada. Simplemente, reparte su energía y pasión en otro tipo de actividades que también le interesan.

Por supuesto que si una persona pasa un año sin sexo, tendrá un importante nivel de frustración a este respecto. El aburrimiento, la desidia y ladee jades aparecerán en su vida en los aspectos relacionadas con su propia sexualidad. Sin embargo, resulta muy probable que otro aspecto de su vida ocupe, con bríos renovados, el hueco que el sexo ha dejado vacío. El trabajo es una de las ocupaciones en las que las personas que llevan un periodo muy largo sin sexo suelen poner su foco de atención. Lo que tratan, en realidad, es de ocupar el vacío que deja el sexo con la pasión por el trabajo.

Las personas que manifiestan no tener, no ya sexo en un año, sino necesidades sexuales habitualmente, en realidad, lo que han vivido es este mismo proceso desde una perspectiva diferente. Lo que ha sucedido es que la actividad a la que dedican la mayoría de su tiempo, ya sea le trabajo, el cuidado de los niños o cualquier otra, ha ocupado también el espacio dedicado al sexo y les ha robado, de esta manee, la necesidad de mantener sexo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.