La estimulación prostática

Estimulación prostática

La estimulación prostática es, sin duda, una de las actividades sexuales más placenteras que un hombre puede practicar. Sin ningún género de dudas. Lo lamentable es que, por culpa de que continúa siendo un tabú que un hombre utilice su ano para recibir placer, la mayoría de los varones no se atreven, siquiera, a hablar de ello. En determinados ámbitos retrógrados se sigue considerando un atentado contra al masculinidad cuando, en realidad, más bien se trata de todo lo contrario. La estimulación prostática, llevada a cabo con la suficiente delicadeza es una forma muy especial de disfrutar de la masculinidad.

Estimulación prostática
Estimulación prostática

BIen es cierto que, al margen de mentalidades prehistóricas, cada vez sn más los varones que le han perdidio el miedo a la estimulación prostátia y, poco a poco, se han ido introduciendo, nunca mejor dicho, en este mundo de sensaciones. Aquellos que lo practican confiesan que esta práctica es el auténtico súmun del placer para ellos. Nada mejor para disfrutar de esta práctica sexual que disfrutarla plenamente, sin complejos y desde la pelnitud sexual absoluta.

La próstata es un apéndice del tamaño y forma de una nuez que poseen los hombres y en los que se genera el semen en el que viajarán los espermatozoides. Precisamente por ser un órgano exclusivamente masculino y dedicado a algo tan relacionado con la procreación, resulta más que curioso ver cómo se puede juzgar como algo lejano a la masculinidad disfrutar de su estimulación. Sin duda, se trata de algo realmente curioso. Los orgasmos más poderosos, sin lugar a dudas, son los producidos a través de la estimuaclión prostática.

El acceso a tan delicado lugar, por supuesto, se produce a través del ano y eso es lo que las mentens retrógradas no sin capaces de asimilar. Las mujeres que procuden la estimuación prestática de sus parejas por primera vez, siempre se sorprenden por dos cosas. En primer lugar, por la cantidad del palcer que genera en sus parejas y, en segundo lugar,  por la gran cantidad de lóquido prostático que termina apareciendo por el pene de su compañero de juegos. Algo realmente asombroso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *