¿Sexo con luz o a oscuras?

El sexo y la luz

Jugar con la cantidad de luz en el lugar donde vamos a mantener un encuentro sexual puede mejorar o empeorar la situación según nuestra elección sea más o menos acertada. Evidentemente, como en casi todo lo relacionado con el sexo, cada uno tienen sus costumbres, sus manías y sus gustos. esto es así. por lo tanto, no existe una verdad absoluta ni una forma de proceder que tenga validez para todos y cada una de las personas. Que nuestra decisión esté encaminada a satisfacer nuestros deseos, nuestros gustos y nuestras expectativas resulta fundamental para que, finalmente, nuestra percepción de las cosas resulta positiva. ¿Tü que prefieres, el sexo con luz o el sexo a oscuras?

El sexo y la luz
El sexo y la luz

Aquellos que gustan de aportar un pequeño toque de romanticismo al encuentro sexual, generalmente, suelen optar por añadir un poco de luz, muy tenue, al escenario del encuentro. Para ellos, los reguladores de intensidad lumínica resultan muy adecuados. Sin embargo, si no disponemos de ellos siempre podemos optar por otras posibilidades como, por ejemplo, disponer un pañuelo, preferiblemente de seda, alrededor de la lámpara para disminuir la potencia de la luz. Otra opción es renegar de la luz ele´teca y poner una colección de velas que aporten las pinceladas de intimidad que buscamos.

Existen a buena cantidad de personas que prefieren que la luz esté totalmente apagada en el momento de mantener un encuentro sexual con alguien. Lo cierto es que los que eligen esta opción, en principio, suelen disfrutar más del resto de sentidos. El tacto, el oído, el olfato y el gusto se potencian cuando se inhibe el sentido de la vista y, si se utiliza con destreza, esto juega a favor del placer. Manejar los recursos que nos proporciona la ausencia de luz es una opción muy a tener en cuenta.

Quizás la opción que menos se da, de todas las posibles cuando se mantiene un encuentro sexual con otra persona es aquella de mantener la luz encendida a su máxima potencia. Sin embargo, darse se da. Sin duda, lo mejor que aporta esta situación es la posibilidad de disfrutar con la vista de todos y cada uno de lo s rincones de nuestra pareja, cosa que, bien vista, tampoco es una cuestión menor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.