Follar con los calcetines puestos

Follar con los calcetines puestos

Follar con los calcetines puestos es algo que, casi con toda seguridad, hemos hecho casi todos. Son muchas las versiones en las que se puede dar esta situación. Desde las más eróticas hasta las más descuidadas. Desde las más morbosas hasta las que provocan los mayores atentados contra la libido. Es cierto que la mayoría de las situaciones que se dan en relación con el sexo suelen ser igual de frecuentes en hombres que en muejeres. Sin embargo, concretamente esta, la de follar con los calcetines puestos, es algo que, casi con exclusividad, se da entre la población masculina.

Follar con los calcetines puestos
Follar con los calcetines puestos

Una de las situaciones más antimorbo que una mujer puede descubrir es comenzar un encuentro sexual con su pareja, puede que a oscuras, puede que después de llevar un rato en la cama intentando evadirse de los problemas cotidianos para intentar conciliar el sueño, y descubrir cuando todo está ya lo suficientemente iniciado como para que sea demasiado tarde, que su pareja está intentado follar con los calcetines puestos. Es dificil desbribir una situación más horrorosa para una mujer en la cama.

La situación descrita, por supuesto, denota una dejadez y un sentido de la estéticamente, ciertamente censurables. Si lo que quieres es disfrutar y hacer disfrutar del sexo con tu pareja, debes tener muy presente que la este tipo de situaciones son la definición de antimorbo que, siempre desde el punto de vista de una mujer, debería apaecer en el diccionario de la Real Academina Española de la Lengua. Toma nota y nunca trates de follar con los calcetines puestos. Especialmente si las medidas mínimas de higiene no están cubiertas.

Bien es ceirto, que existen un escaso número de situaciones en los que follar con los calcetines puetos no deceleran, en absoluto, el excitación sxual de una mujer. Todas ellas, por supuesto, tienen relación con el sexo apresurado y dlandestino. Bien porque os encontréis en un lugar pñublico o donde podéis ser sorprendidos, buen porque estés compartiendo revolcón con una persona con la que no deberías estar haciéndolo. Este tipo de excepción es la única que se puede admitir para lelvar a cabo esta tropelia contra el erotimso en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *