Los masajes sexuales

Masajes sexuales
Los masajes sexuales son una suerte de juego entre dos que tienen como objetivo priniciplal disfrutar de la propia sexualidad y de la de nuestro compañero o compañera de juegos a través del contacto físico por medio de mensajes kinestésico-táctiles. Suponen, por lo tanto, la búsqueda del placer utilizando el tacto como medio para alcanzarlo. Los masajes sexuales son una buena idea casi en cualquier circunstancia pero resulta especialmente recomendables cuando las relaciones sexuales con nuestra pareja se han vuelto anodinas y monótonas.
Masajes sexuales
Masajes sexuales

Los masajes sexuales, sin duda, son una manera inmejorable de de aliviar tensiones, además, son la manera ideal de crear un nivel de intimidad en la pareja dificil de adquirir de otra manera. Las manos, por supuesto, deben ser nuestra primera ehrramienta pero no necesariamente han de tratarse de la única. Existen una buena cantidad de juguetes para adultos que nos pueden ayudar en la tarea que nos ocupa. Éste tipo de juego, además, sirve para poner en marcha una buena cantidad de terminaciones nerviosas y, por si todo esto fuera poco, también nos da la posibilidad de descubrir los sercretos que esconde el cuerpo de neustro compañero o compañera de fatigas sexuales, lo que lo convierte en una actividad sexual más que recomendable.
Elegir el momento adecuado para poner en marcha un ejercicio de este tipo resulta fundamental para que lo podamos llevar a cabo con éxito. Siempre es una buena idea que el momento que utilicemos para llevar a cabo uno de estos masajes sexuales sea uno en el que las obligaciones y las preocupaciones no están impacientes molestando, sino. más bien, un momento en el que nos podamos evadir de la realidad durante un tiempo rpudencial sin que el mundo lo note.
Una vez elegido el momento, hemos de decicarle el tiempo necesario. Las prisas, en este caso, tampoco son buenas consejeras. Es encesario dedicarle a cada centímtro de piel el tiempo que merece, no descuidando ni un sólo rincón, por complicado que pueda parecer el acceso. Sólo recorriendo cada poro de la piel ajena podremos entender perfectamente cómo funciona la excitación sexual de nuestro compañero o compañera de fatigas sexuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.