Sexercise: sexo y ejercicio

Sexercise

Sexercise es la guía perfecta para comenzar a perder los kilos que nos sobran mientras realizamos prácticas de índole sexual. ¿No suena mal, verdad? Desde luego, aparenta ser bastante mejor que las típicas dietas que nos esclavizan para, finalmente, no obtener resultados positivos después de haberlo pasado mal. Pues parece que el serxercise es una propuesta más interesante que los métodos tradicionales para perder peso. Lo que tenemos que tener claro, antes de comenzar con esta práctica es que se trata de una ayuda. En realidad, parece que podemos quemar del orden de 3,5 calorías por minuto de ejercicio sexual. Ya nos gustaría que las cifras fueran mejores pero… es lo que tenemos.

Sexercise
Sexercise

Lo que sí parece bastante claro es que la cantidad de adeptos al sexercise va creciendo. En realidad, esta práctica consiste en un entrenamiento con sus tres series de diferentes ejercicios que, cada uno de ellos, consta de una duración de 45 segundos. Es cierto que se trata de sexo, pero está perfectamente controlado y dirigido a la mejora cardiovascular y muscular. Con 32 minutos en la cama se puede disfrutar de una intensa sesión de sexo encaminado a la pérdida de peso.

La primera posición para comenzar con el sexercise es la del perrito. Con ella mejoramos el tono muscular de los glúteos, de los músculos abdominales y de la cadera. Él debe colocar los glúteos sobre sus talones posicionándose de rodillas, mientras ella se sienta sobre él con los pies mirando hacia atrás y produciendo un movimiento de balanceo de atrás hacia adelante.

La carretilla es otra de las posiciones que se utilizan en el sexercise. Sirve para trabajar los brazos y los hombros a nivel muscular. Ella se tiene que echar hacia delante hasta que sea capaz de mantener su peso sobre los brazos y el pecho. Él ha de sostener las piernas de su pareja para que no se caiga mientras la penetra rítmicamente.

Estos son sólo algunas de las posturas que utiliza el sexcercise para ayudar a mantenernos en forma con la práctica del sexo. Una buena planificación y una rigurosa puesta en marcha de la misma son suficientes para adelgazar mientras practicamos sexo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.