Sexo en Nochebuena

Sexo en Nochebuena

Tener sexo en Nochebuena es una manera amable de pasar una fecha tan señalada en familia. De hecho, el nombre sugerente de esta entrañable celebración familiar parece anticiparse a lo que vendrá tras las copas de despuñés de la cena. Por mucho que se demoren, siempre llega un momento en el que los invitados se han marchado o, si la hemos pasado fuera de casa, en el que hemos vuelto al hogar. Utilzar ese instante, todavía algo afectados por las pasiones gastronómicas y aolcohólicas típicas de esta noche, siempre resulta una excelente idea. En realidad, una noche de sexo desenfrenado siempre resulta una buena idea, pero mantener sexno en Nochebuena, tras una velada divertida e interesantem resulta mucho más recomenfable aún.

Sexo en Nochebuena
Sexo en Nochebuena

En realidad, las fiestas navideñas en general, y la Nochebuena en particular, resultan particularmente excesivas, tanto en la ingesta de comida como en la de bebida. Siemrpe restulta recomendable, para mantener un sexo saludable y a salvo de determinado tipo de accidentes, no sobrepasarse en el consumo de manjares sólidos y/o líquidos pero, en determinados ambientes, como el que inebitablemente sugiere al Nochebuena, resulta totalmente imposible. Si es así, que generalmente lo es, intentar la opción de mantener sexo en Nochebuena sigue siendo una buena idea pero hemos de ser conscientes de que puede acaecer un desenlace no esperado. En la mayoría de los casos las consecuencias no serán catastróficas pero, en ocasiones, podrían llegar a serlas. Para evitarlo siempre es buen tener a mano una buena dosis de prudencia.

El transfondo familiar de estas fiestas no impide, en ningún caso, que el sexo haga su inesperada aparición en una noche tan especial. De hecho, esta circunstancia casi es una invitación al consumo de afectos en cualquiera de sus modalidades y, por supuesto, el sexo es una de las formas de afecto más importantes que conocemos. Si, contra nuestros deseos, el exceso de comida o de bebida pone en un compromiso nuestra experiencia sexual en Nochebuena, siempre podemos realajarnos, descansar y recuperarnos de una noche de excesos y comenzar el día de Navidad con una intensa sesión de sexo. También es cierto que alcanzar un punto en que ambas sesiones fueran compatibles puede que sea la mejor opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.