El último fetiche japonés

El último fetiche japonés

El último fetiche japonés ya está aquí. La cultura japonesa es rica y muy diferente a la occidental a al a que estamos muy acostumbrados. Sus costumbres, en algunos casos, nos parece admirables por responsables, educadas y éticas. En otros casos, simplemente nos parecen extrañas porque no las llegamos a entender. Se trata simplemente de eso, de una diferencia cultural que hace que a nosotros nos parezca extraño lo que a ellos les parece la cosa más natural del mundo. Un claro ejemplo es el último fetiche japonés que los medido han hecho publico. En realidad, no sé muy bien cómo deberíamos catalogarlo. juzguen ustedes mismos: se trata de un restaurante donde se puede practicar besos negros  a diferentes culos femeninos dispuestos para la ocasión.

El último fetiche japonés
El último fetiche japonés

La primera vez que leí la noticia sobre el último fetiche japonés no supe cómo reaccionar. Sinceramente, la sorpresa fue lo que se adueñó de mí. Hacer una valoración sobre una situación así no estaba dentro de mis previsiones. La diferencia de cultura, también en materia sexual, causó sin duda, esta sensación El caso es que el ano de una mujer puede ser degustado como postre tras una suculenta, o no, comida. El último fetiche japonés, ciertamente, no tiene parangón.

Y si curioso es el último fetiche japonés, más curioso es el eslogan que este simpático restaurante ha diseñado para promover su plato estrella: «todo lo que puedas comer». Sin duda, bien buscado. Ni que decir tienen que la iniciativa ha sido un completo éxito y el restaurante está completamente abarrotado desde su inauguración. De hecho, cada vez resulta más compilado conseguir una reserva en un lazo razonable.

La disposición del postre también resulta curiosa. La pared cuenta con unos grandes agujeros a través de los cuales sobresalen los culos a degustar. por supuesto, y conociendo la moral japonesa, es lo único que se puede ver. El resto de la mujer se encuentra oculto al otro lado de la pared expositora. Lo que sí tienen es el detalle de colocar, encima de cada culo, una foto de la mujer propietaria del mismo para que puedas observar con anterioridad lo que te vas a llevar a la boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.