Estrés y vida sexual

Estrés y sexualidad

Estrés y vida sexual son dos conceptos que no se llevan nada bien. De hecho, sin duda, cada día son más las personas que resultan víctimas de las nefastas consecuencias que collera el estrés. En realidad, estamos ante un problema que afecta en general, no únicamente a la vida de las personas sino, también, a la salud de las mismas. De hecho, la calidad de la sexualidad de un individuo desciende considerablemente cuando se ve atacada por este problema. Incluso, en casos extremos, pudiera llegar a desaparecer por completo.

Estrés y sexualidad
Estrés y sexualidad

No  cabe duda de que una sexualidad sana precisa de un ambiente favorable para que su desarrollo sea pleno. SI las condiciones que se dan sor difíciles, lo más lógico es que las respuestas que se obtienen también lo sean. Las situaciones en las que se mantiene un nivel de estrés desproporcionado durante un tiempo excesivo pueden originar situaciones verdaderamente devastadoras en la vida sexual de quien las sufre.

Vivimos en un mundo en el que parece que la única opción válida para salir adelante es alcanzar la perfección en todo lo que hacemos. Lamentablemente, a nivel sexual parece que todo funciona con las mismas reglas que el resto de las conductas sociales. Lo que sucede normalmente es que la no consecución de la perfección sexual genera un estrés que afecta de forma más intensa a la siguiente relación sexual, lo que genera un círculo vicioso de fatales consecuencias.

Las personas que tienen pareja y basan su relación, básicamente, en el sexo genital, son las que más afectadas se ven por estos problemas de estrés. Sin embargo, aquellas que basan su relación en un ámbito más global, se ven menos afectadas por este topo de situaciones ya que encuentran diferentes caminos para obtener una plenitud sexual.

Verse envuelto en una situación  de un estrés que afecte a la vida sexual es propio de la época que nos ha tocado vivir y de la forma ¡en que hemos deducido afrontarla. Cuando alguien se ve envuelto en esta dinámica enfermiza es my recomendable buscar ayuda especializada. Afortunadamente, con ayuda, es posible salir de estas dinámicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *