La doble penetración

Doble penetración

La doble penetración es, sin duda, la fantasía sexual preferida por la mayoría de las mujeres. Sin embargo, la inmensa mayoría de ellas no se ha atrevido a probarla. Estamos hartos de observar en el cine porno escenas en las que se practica un trío entre os hombres y una mujer. Cuando esta escena se da, parece que todo está abocado a la práctica de la doble penetración. Sin embargo, cualquiera que lo haya practicado sabe que la dificultad de su puesta en práctica es mucho mayor de lo que pudiera parecer al observar la escena.

Doble penetración
Doble penetración

Cuando hablamos de doble penetración, hablamos de penetrar a una misma mujer y de forma simultánea, anal y vaginalmente. También existen otros tipos de doble penetración como la doble penetración anal o la vaginal, pero durante este posts, cuando nos refiramos a doble penetración, lo haremos a la introducción de dos glandes diferentes en el ano y vagina de la mixm a mujer al mismo tiempo.

En realidad, la doble penetración no tiene por qué darse necesariamente con dos hombres y una mujer. Puede realizarse en pareja, por ejemplo, con la ayuda de un consolador. También puede realizarse en un trío entre dos chicas y un chico con la ayuda de un arnés. In causo una persona sola, con la ayuda de los complementos y accesorios necesarios también puede poner en marcha una sesión de doble penetración. Existen un motín de posibilidades más allá de las que pudiéramos imaginar a primera vista.

Si hay algo necesario para llevar a cabo una doble penetración con éxito es encontrar una postura cómoda para todos y cada uno de los participantes en la experiencia. De no ser así, todo adquiere un mayor nivel de dificultad y hace que se convierta en algo problemático e, incluso, doloroso. Una de las posturas más utilizadas suelen ser  con uno de los chicos tumbado boca arriba, la chica sentada encima reclinada hacia delante y el otro chico detrás de ella apoyando las rodillas. Aunque existen otras opciones igualmente viables como, por ejemplo, mantener la misma postura pero con la variante de la chica tumbada boca arriba, de tal forma que todos queden tumbados.

En cualquier caso, siempre que queramos realizad una doble penetración, elijamos la postura que elijamos, debemos tener en cuenta que la chica siempre debe estar entre los dos penetradores, realizando con ella un sandwich. Resulta muy útil que la penetración comience por separado. Además, resulta recomendable dilatar previamente de forma especial el ano, para evitar problemas más adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.