Los valores sexuales

Valores sexuales

Los valores sexuales deben estar presentes en cada relación sexual que mantengamos, ya sea un enceuntro esporádico con una persona a la que acabamos de conocer, bien sea un encuentro con nuestra pareja de toda la vida. Mantener sexo con una persona no se trata sólamente de un acto físico sin más. Mantener un enceuntro sexual implica un amplio abanico de en¡mociones, sentimientos, ilusiones y afectativas que no, necesariamente, deben afectarnos a todos por igual, Por eso, precisamente, debemos tenerlo muy en cuenta y los valores sexuales han de tener una presencia importante en nuestras relaciones de cualqueir índole.

Valores sexuales
Valores sexuales

De todos los valores sexuales, el respeto siempre ha de estar presente, sin ninguna excepción, en cada enceuntro sexual que tengamos. El respeto hacia nosotros y hacia las otras personas. Este punto ha de ser innegociable. Nuestro cuerpo o el ajeno no pueden considerarse, bajo ningún concepto, como un elemento socializador, Nunca deberemos ofrecer nuestro cuerpo o tomar el de otra persona simplemente para buscar la aceptación. El respeto debe estar simper presente en una relación sexual. Simepre. Sin excepciones.

La autoestima positiva es otro de los valores que deben darse cuando mantener¡mos relaciones sexuales con otra u otras personas Saberse amar a uno mismo resulta fundamental para que la vida sexual nos resulte todo lo gratas que debe resultar. En la medida que siento amor por .mí mismo soy capaz de cuidarme y en la medida en que me cuido soy capaz de responder de mis actos de forma respetuosa y de hacerme respetar.

La integridad, sin duda, es otro de los valores sexuales que nos ayudan en la vida y en el sexo, Saber que los prinicpios y los valores que hemos decidido llevar a cabo no son negociables bajo ningún concepto es una parte miu importante que enlaza con los anteriores puntos: el respeto y la autoestima. Saber decir no cuando es lo que se quiere decir y saber decir sí cuando se de la ocasión tiene mucha relación con esto. La construcción de los propios valores en la vida y la extrapolación de los mismos al sexo es un buen ejercicio para conseguir  la buscada integridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.