Erasmus y el sexo

Erasmus y el sexo

El mundo de las becas Erasmus y el sexo parece que están íntimamente relacionadas. Esta última expresión no es, en absoluto, gratuita. Al menos, esto es lo que parece si hacemos algunas búsquedas en Internet al respecto. La Red está plagada de experiencias sexuales, en muy diferentes formatos, de jóvenes que visitan otros países en busca de una experiencia formativa iniciática que, lógicamente, no se limita al ámbito de los estudios. Pero ¿es cierta la fama que el mundo Erasmus tienen respecto a la promiscuidad que impera en sus campus o estodo leyenda infundada?

Erasmus y el sexo
Erasmus y el sexo

El otro día leía en un interesante blog que el mundo Erasmus es como una especie de realitty show en el que los sentimientos de los participantes se maginifican casi dramáticamente. Creo que la afirmación es bastante acertada. En lo relativo al sexo creo que sucede algo parecido, se tiende a magnificar algunas situaciones. Pero no todas las sensaciones que se magnifican transcienden al ámbito privado. Es decir, una persona joven que está fuera de casa en plena revolución hormonal es posible que exagere su percepción sobre el sexo, y esto se hace público en muchas ocasiones, pero también es posible que exagere su percepción de sentimientos como la soledad y la angustia y, muy probablemente, estos se queden en el ámbito de la absoluta privacidad.

En realidad, aunque se habla con mucha frecuencia de la fama sexual que tienen los estudiantes Erasmos, puede que ese perfil se de más entre las personas que salen de relaciones de pareja dificiles con la intención de ir a aprovehcar  todas las sotuaciones favorables respecto al sexo que se le presenten, aunque no es la mayoría de los casos. De hecho, resulta muy probable que, en la mayoría de los casos, no estemos en una situación muy diferente a la que estaríamos en cualquier otra situación en la que un grupo de jóvenes se reunen lejos de casa con cualquier otra excusa. Las fiestas, al fin y al cabo, existen, claro que existen, pero son limitadas. las películas universitarias americanas creo que han contribuído a crearnos una idea poco realista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.