La lubricación vaginal

La lubricación vaginal

La lubricación vaginal no es más que la respuesta física que da el organismo de la mujer a la excitación sexual. Podríamos decir que se trata del equivalente femenino a la erección masculina. Sin embargo, debemos pensar, en ningún momento, que por el hecho de haber lubricado, una mujer ya está lista para la penetración. La complejidad en la mujer es mucho mayor que todo esto. Ante todo, hemos de saber que cada mujer es única y que la lubricación vaginal funciona de forma diferente en cada una de ellas.

La lubricación vaginal
La lubricación vaginal

La lubricación vaginal natural se consigue, lógicamente, a base de excitación sexual. Los juegos eróticos, la compañía adecuada y el lugar idóneo ayudan a conseguirla, por supuesto. Pero no debemos entender que existe una única receta para conseguirla. Cada quién ha de investigar qué cosas le funcionan para conseguirla o cuales no. De hecho, la misma persona, en circunstancias diferentes, también puede tener necesidades distintas a este respecto.

La lubricación vaginal puede verse afectada por los bajos niveles de estrógeno, Esto suele suceder, de forma particular, durante la menstruación, durante el periodo de embarazo o durante el post-parto y lactancia. Sin embargo, el momento más delicado es el que sucede a la menopausia. En los últimos años, la terapia de reemplazo hormonal ha resultado muy efectiva para estos casos.

La lubricación vaginal natural también puede disminuir por el uso de determinados fármacos. Algunos medicamentos tienen influencia significativa en la generación del flujo vaginal por la influencia que pierden causar en la fabricación de hormonas. En particular, medicamentos como los antidepresivos pueden afectar de una manera importante a la producción de flujo vaginal.

Otra causa que puede alterar la producción de una lubricación vaginal adecuada son los factores emocionales. El estrés, los miedos o la sensación de culpa pueden hacer que disminuya considerablemente. Las preocupaciones  en general, suelen afectar a nuestro organismo de las formas más diversas. Causar alteraciones en la producción de determinadas sustancias es una de las más comunes. En cualquier caso, hemos de saber que existen soluciones para solucionar los problemas derivados de la falta de lubricación vaginal. Cuando esto sucede, lo mejor es que consultemos a un especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.