Mitos del sexo anal

Mitos del sexo anal

Los mitos del sexo anal son muchos. Como con cada cosa de la que no se tienen demasiado conocimiento, aparecen un montón de habladurías que no tienen ninguna relación con la realidad pero que, no se sabe muy bien por qué, se establecen en la sociedad como si fueran ciertas y, como siempre sucede en estos casos, luego resulta muy dificil de desmentir. Pues el sexo anal, sin duda, está entre estos casos. Entre las personas que lo han practicado hay de todo. Desde personas que lo adoran hasta personas que lo odian. En el caso de las personas que lo odian tras haberlo practicado, existen muchas que no tuvieron una buena experiencia, probablemente por no realizarlo correctamente. Pero su opinión está fundada en base a lo que ellos han vivido, Sin embargo, existe una buena parte de gente que se permite opinar sobre ello sin haberlo probado. Probablemnte de este sextor vengan la mayoría de los mitos del sexo anal sin ninguna base.

Mitos del sexo anal
Mitos del sexo anal

El primero de los mitos del sexo anal que no tienen nu¡inguna relación con la realidad es el que afirma que, en el caso de los varones, todo aquel que lo pone en práctica es gay. Por supuesto que no es así. En ningún caso tiene que ver la homosexualidad con una práctica sexual sino con la atracción sexual que provocan las personas de igual o diferente sexo. Resulta ya cansino escuchar este tipo de comentarios. Si te atraen sexualmente las personas de tu mismo sexo, entonces sí eres homosexual, en otro caso, no. Practicar o no sexo anal es una elección, sin más.

Otro de los mitos del sexo anal, tienen que ver con la industria del porno. Estamos hartos de ver en el cine X cómo tras una mamada y, a veces, una penetración vaginal, se procede, de forma rápida y a lo bruto, a la penetración anal de la actirz de turno, con su pelna complacencia y alcanzando el máximo placer desde la primera embiestida. La realidad, sin embargo, no tienen nada que ver con esto. El sexo anal preceisa de una preparación meticulosa y puede llegar a ser muy placentero para ambos si no se obvia este punto De hacerlo puede ser un auténtico desastre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.