Las chicas y el porno

Las chicas y el porno

La relación entre las chicas y el porno ha sido una gran desconocida para la mayoría de la población. No hay un hombre que no haya visto una película porno en su vida, al menos una parte significativa de ella, porque bien es cierto que es difícil encontrar a uno que haya visto al menos una completa. Sin embargo, los que afirman que las películas porno no son vistas por mujeres están en un profundo error. EL cine porno no es solo para hombres. Son muchas las mujeres que disfrutan viendo este tipo de cine. Lo que cíe es cierto es que la relación entre las chicas y el porno puede que no haya sido tan favorable como debía porque las películas porno tradicionales están hechas y pensadas por y para hombres, cosa que limita la relación.

Las chicas y el porno
Las chicas y el porno

Es evidente que una buena escena porno puede resultar tan excitante para un hombre como para una chica. Las caricias, penetraciones o succiones son excitantes para hombres y para mujeres. El sexo explícito visual es un potente estimulante válido para ellos y para ellas. Las chicas y el porno, por lo tanto, son perfectamente compatibles. Otra cosa es que el tratamiento de determinadas productoras sea tan estandarizado y visto desde unos patrones claramente machistas.

En estos casos, en los que la mujer es tratada sobre un objeto sin más, el sexo explícito no es excitante ni para las mujeres ni, en muchos casos, para los hombres. Es cierto que sierpe hay mentes calenturientas para casi cualquier cosa pero, en general, son las relaciones sanas en las que todas las partes disfrutan del sexo las que resultan más excitantes para la mayoría del público y las que hacen que la relación entre las chicas y el porno sea tan sana como habitual.

Son muchas las categorías en las que se puede clasificar el porno. En ella hay cosas para toros los gustos, por supuesto. Están las clásicas penetraciones vaginales, las que contemplan el sexo anal como una prioridad, el sexo a tres y, pro supuesto, en grupos mayores. el BDSM o el basado en temáticas únicas como, por ejemplo, el dedicado a las gelaciones o al cunnilingus en exclusiva. La oferta es muy numerosa y hay cabida para todos los gustos. por supuesto, también para los de las mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.